Luego de que la Secretaría de Relaciones Exteriores presentó una demanda en contra de la comercialización de armas en Estados Unidos y su tráfico ilícito a México, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aclaró que no es un acto injerencista ni contra el gobierno de Joe Biden, además de que ayudará en el control de armas.

Acusó que las empresas productoras de armas hasta las elaboran a la medida de la delincuencia organizada.

“No es un hecho injerencista, no es contra el gobierno de Estados Unidos, es un procedimiento civil, porque nos afecta que no haya control sobre la venta las armas, no es ir en contra de la (segunda) enmienda que les da el derecho a los estadounidenses de portar armas”, expresó.

Lee también: Es falso el tuit donde supuestamente Rodríguez Mondragón llamó “viejo culero” a AMLO

También criticó que las armas tienen hasta cachas personalizadas.

López Obrador acusó que esas armas llegan ilegalmente a México causando muertes, ya que “compran hasta, por internet, Barret calibre 0.50 y armas de alto poder que se introducen en este país”.