El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) desestimó los pleitos por los procesos internos de Morena, tanto por la elección para su Congreso Nacional como para la selección de su candidato presidencial, bajo el argumento de que en el partido el pueblo manda. Por lo que no dependerá de estas tácticas ni de estas estrategias el resultado final.

“No hay señal, no hay línea, no hay tapados. Eso es totalmente antidemocrático. Ay, que se pelean, puede ser que no lo hayan entendido porque son procesos que llevan tiempo. Imagínense, ¿cuánto tiempo de antidemocracia? Siglos. ¿Cómo quitarle de la cabeza a algunos que ya eso se quedó atrás?”, dijo en su conferencia matutina.

Asegurando que ya no son los tiempos en los que políticos influyentes definían todo mediante enjuagues y acuerdos, consideró que “por eso también muchos se desubican porque no quieren aceptar que el pueblo manda, que es el soberano el pueblo y que si yo quiero aspirar a participar y ser representante del pueblo, pues necesito convencer al pueblo”.

Incluso se refirió a los sectores de Morena que “piensan que si se lanzan en contra del movimiento, también con lo mismo que dicen los conservadores, ‘son iguales’, ya van a contar con el apoyo del pueblo. No, el pueblo no es tonto”. Recomendando que se cuidaran de los publicistas que venden paquetes con la promesa de ganar elecciones.

Lee también: “No hay democracia, hay simulación”: Gibrán Ramírez explota contra Morena

“Sí, mi opinión es muy importante, pero mi opinión es la que estoy dando a conocer, mi opinión es que el pueblo manda”, concluyó respecto a que él no se pronunciará en favor de ninguno de los aspirantes presidenciales, “no voy a decirlo o voy a decir ‘todos son buenos’, claro que mejores que los pueda postular el bloque conservador”.