Esta mañana el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), compartió a través de su cuenta de twitter una antigua foto en la que se le ve con el Subcomandante Marcos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y con Cuauhtémoc Cárdenas. 

 

AMLO escribió que le regalaron la fotografía que fue tomada en 1994 en Chiapas. Y recordó que “en esa ocasión, el tema fue conseguir la paz”, terminó el corto mensaje asegurando que “una imagen vale más que mil palabras”.

 

 

Y es que la relación entre el EZLN y López Obrador se ha ido deteriorando, desde hace meses que el ejército fijó su postura como oposición del Gobierno, aunado a esto, el asesinato del activista Samir Flores fracturó aún más la relación entre ambas partes.

 

El EZLN sostiene que a Samir lo mató el régimen neoliberal como parte de un ofrecimiento que hizo AMLO a empresarios para la construcción de una planta energética en Morelos.

Aunque AMLO ha pedido que las confrontaciones se hagan a un lado para ya no dividir a la región de la sierra y la selva de Chiapas, y así poder, juntos, cambiar la realidad del país, 

“Por eso respetamos mucho al movimiento zapatista y por ello mi recomendación fraterna, respetuosa es de que no nos peleemos, ya basta de divisiones, necesitamos unirnos”, expresó el mandatario desde la comunidad de Guadalupe Tepeyac.

Te puede interesar:  La inevitable disputa: la ruptura con el EZLN