Defensores del territorio maya, organización que busca defender la tierra de la invasión de los megasproyectos: como el turismo de alto impacto y el tren maya, denunciaron que han recibido amenazas.

En entrevista con Alejandro Castro, el poeta Maya Pedro Uc informó que ha recibido amenazas de muerte por su lucha en contra de los megaproyectos en la Península de Yucatán, incluido el Tren Maya.

El también integrante del Congreso Nacional Indígena (CNI) explicó que recibió el mensaje poco después de las 13:00 horas del lunes, donde se le indica que cuenta con 48 horas para retirarse o será asesinado junto con su familia.

Te recomendamos: Comunidades de Yucatán aprueban proyecto de desarrollo de Tren Maya

La amenaza provino de un número telefónico con lada del estado de Morelos, el cual también fue enviado al hijo de Pedro Uc Be.

Denuncian anomalías en consulta de Tren Maya

El 15 de diciembre, el activista denunció en sus redes sociales que en la consulta sobre la construcción del Tren Maya la información no estaba escrita en maya.  Además, “no tenían folio y las casillas estaban vacías”.

Hace 4 meses, uno de los integrantes de está organización, Gregorio Gau Caamal, también fue amenazado a través de una llamada telefónica desde un número registrado en Mérida por alguien que se identificó como el ‘comandante del Cártel del Golfo’

Te recomendamos: Tras triunfo en la consulta, en enero comenzarán licitaciones del Tren Maya

En una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, los activistas exigieron al gobierno federal mexicano y al gobierno del estado de Yucatán garantías de seguridad y respeto a la vida.

“Exigimos a los gobiernos federal y estatal y a todas las empresas involucradas en los procesos de despojo contra el pueblo maya, un compromiso público para comportarse con civilidad, honorabilidad y respeto irrestricto a los más altos estándares de convivencia pacífica y respeto por los derechos humanos de aquellos que disentimos de sus objetivos, métodos y procedimientos”, señala el comunicado.

Entre los proyectos a los que también se oponen se encuentran las plantaciones de soya transgénica, cuyas fumigaciones están matando a las abejas de la región; los parques eólicos y solares, las mega granjas porcícolas y el Tren Maya, cuya consulta indígena se llevó a cabo el 14 y 15 de diciembre.