¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Alumnos de esta universidad privada afirman la existencia de compra de trabajos y tareas

Notimex

Una encuesta reveló que el 82 por ciento de sus alumnos dijeron conocer la compra-venta por la realización de trabajos escolares, pero ningún estudiante lo denuncia


Dic 2, 2017
Lectura 3 min
portada post

El 82 por ciento de estudiantes de la Universidad de Monterrey (UDEM) admitió conocer casos donde se han dado pagos para la compra- venta de tareas escolares y la mayoría no lo ha denunciado.

La institución privada refirió que estos datos fueron obtenidos a través de una encuesta realizada por la dirección de Efectividad Académica (DEAC), entre sus alumnos.

Puntualizó que en dicha encuesta “se dio a conocer que el 82 por ciento de los jóvenes afirman conocer casos donde se ha recurrido a pagos para la realización de deberes escolares”.

Sin embargo, subrayó, que “el 96 por ciento de los encuestados no ha hecho ninguna denuncia ante el Centro de Integridad UDEM cuando han sido testigos o partícipes de un acto de deshonestidad académica”, a pesar que el 93.1 por ciento conoce el reglamento.

Por esto, dijo, la copia de proyectos, tareas y exámenes, es un tema de preocupación entre los profesores a la hora de calificar a sus alumnos que por inseguridad, presión y falta de motivación o confianza en sus habilidades recurren a esto.

Josefina Ibarra Valencia, catedrática de la UDEM, comentó que “aquí la cuestión ante las consecuencias de la compra-venta de tareas tiene que ver con el desarrollo moral de la persona, si ese desarrollo se fomenta bajo esas bases”.

Advirtió que “en consecuencia tendremos empresarios, políticos, maestros, doctores, futbolistas, arquitectos y profesionistas corruptos”.

De acuerdo al artículo 16 del capítulo IV en el Código de Honor de la UDEM, las sanciones que se imponen a quienes cometen este tipo de conductas implican amonestación o llamada de atención y reducción en la calificación de la materia.

También se castiga con una marca de deshonestidad académica en el expediente académico; realización de un trabajo académico; realización de servicio comunitario; suspensión temporal o baja definitiva de la Universidad, refirió.

Por su parte, Jean Guerrero Dib, director del Centro de Integridad UDEM, comentó que “lo que sucede cuando alguien compra una tarea es que deja de aprender”.

Sostuvo que “las tareas, proyectos y actividades escolares tienen un objetivo académico y de aprendizaje, cuando una persona contrata a un tercero para que lo haga por él, está perdiendo la oportunidad de aprender”.

Guerrero comentó que en México sólo se denuncia el 11 por ciento de los delitos ocasionados por corrupción y solo 2 por ciento de éste número es castigado.

Concluyó que no denunciar da la oportunidad a que se desarrollen actos de deshonestidad aún más graves.

Comentarios