Agustín Díaz, abogado de la familia del menor muerto en casa del exsecretario de Turismo de Colima, Efraín Angulo Rodríguez, acusó que la fiesta del pasado 4 de marzo no fue asaltada, sino se trató de una reunión en la que se contrataron a tres menores y varios adultos con fines sexuales. 

La reunión que entre varones se llevó a cabo fue con fines de diversión, que por decir lo menos, etílica y sexual, ya que fueron contratados adultos y tres menores de edad y de los cuales uno fue asesinado, dijo el abogado en conferencia .

El representante legal señaló que de la investigación se desprende que el exfuncionario estatal mintió al declarar que durante la fiesta irrumpió un comando y que éste asesinó a un menor de edad.

Obran en la indagatoria indicios de imputaciones directas de hechos y de personas, así como la mención de los sexoservicios contratados y las cantidades pagada, indicó.

El abogado exigió que además del homicidio, se deben investigar otros delitos como violación, corrupción de menores, asociación delictuosa y trata de personas.

TE PUEDE INTERESAR:

‘NI ERA FIESTA, NI HUBO CRIMEN PASIONAL’: SECRETARIO DE TURISMO DE COLIMA RENUNCIA TRAS ASALTO A SU VIVIENDA