La Contraloría del Gobierno de Nuevo León no encontró elementos para sancionar a un total de 165 funcionarios que participaron en la recolección de firmas para la candidatura presidencial del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco.

El contralor Gerardo Guajardo informó durante la glosa del Cuarto Informe de Gobierno ante diputados del Congreso local, que, de los 571 funcionarios, 406 están siendo investigados y 165 de siete dependencias no fueron encontrados responsables

“La mayoría de ellos se consideró que no había falta”, sentenció Guajardo.

Esta declaración se dio como respuesta a  la pregunta del diputado de la bancada del PAN, Eduardo Leal Buenfil, quien cuestionó cuántos funcionarios, que habían captado firmas para El Bronco, habían sido destituido o sancionado económicamente.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) señaló que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón tendría que ser sancionado por el Congreso por anomalías detectadas en el acopio de firmas para su candidatura.

La Sala Regional acreditó que por lo menos 572 empleados del gobierno de Nuevo León recabaron en horas laborales las firmas ciudadanas que le permitieron a Rodríguez Calderón obtener la designación como aspirante presidencial.

Pero para el contralor no hay elementos para castigar a los funcionarios.

TAMBIÉN PUEDES LEER: GUARDAN SILENCIO EN CONGRESO DE NL POR FAMILIA LEBARÓN