La apertura de 35 mil expedientes del Poder Judicial de Nuevo León, a cargo de Arturo Salinas Garza, dejará al alcance de la ciudadanía casos relevantes. Entre estos está el que inspiró el guion de la película El Silencio de los Inocentes, donde Thomas Harris dio vida al doctor Hannibal Lecter en la pantalla grande.

También hay casos abiertos como el proceso contra varias personas del incendio del Teatro Juárez y los certificados médicos expedidos por José Eleuterio González “Gonzalitos” que datan de 1835 y 1853 del “Hospital para Pobres de Nuestra”.

En dichos certificados, “Gonzalitos” dictaminaba si los pacientes estaban aptos o no para tomar las armas. También Salinas Garza abrió el caso del curandero Fidencio Constantino, quien a base de hierbas curaba a la población.

Una denuncia interpuesta por el Consejo de Salubridad de Nuevo León viralizó a Fidencio Constantino. Este organismo argumentaba que el médico estaba ejerciendo sin título y, además, que el lugar donde trataba a la población era insalubre.

Asimismo, existe una historia de herencia. El 24 de octubre de 1816, Ambrosio Aldasorio, de ascendencia española, solicitó a las autoridades de Nuevo León obtener la información de sangre de su esposa, Teresa Uribe y Ugarte.

Ambrosio buscaba estar en posibilidad de recibir la donación de diversos terrenos en Monterrey, pues requirió saber si su esposa tenía ascendencia española. Aunque ella había nacido en la Nueva España (México), sus padres sí resultaron ser españoles.

En esta apertura está el expediente más antiguo: el 25 de agosto de 1692, en San Pedro Boca de Leones, hoy el municipio de Villaldama, Francisco Banbarigo a nombre de su pareja, María de Robles, exigió el pago que les adeuda el señor Juan Robles de la Villa de Santiago de Saltillo.

Estos documentos se pondrán disponibles al público, considerando la transferencia secundaria por antigüedad de 70 años, desde su creación, marcada en el artículo 36 de la Ley General de Archivos y 76 del Reglamento Interior del Archivo Judicial

También los expedientes podrían tener el interés de estudiantes de derecho en las diferentes universidades como parte de la historia de la impartición de la justicia en aquellos años en Nuevo León.

Piden apertura de Hannibal Lecter

El Poder Judicial de Nuevo León, a cargo de Arturo Salinas Garza, ha tenido varias solicitudes de transparencia para saber los detalles del caso del expediente que inspiró a Thomas Harris a escribir el guion de la película El Silencio de los Inocentes.

El libro fue llevado a la pantalla grande con el doctor Hannibal Lecter como protagonista, un personaje inspirado en el crimen de Alfredo Ballí Treviño. El joven médico de entonces 28 años desmembró a Jesús Castillo Rangel, estudiante de medicina de apenas 20 años.

El crimen ocurrió en 1959 y conmocionó a la población de Monterrey, capital del estado de Nuevo León. Hasta donde se sabe por los medios locales de ese entonces, los dos tenían una relación.

Se conoce que con un bisturí cortó el cuerpo de la víctima y lo colocó en una caja de cartón. Se llevó el paquete en su carro para enterrarlo en un lote baldío de una zona en el Rancho La Noria, en el municipio de Guadalupe.

Incendio en Teatro Juárez

El Juzgado Primero Penal, en 1909, llevó un proceso contra diversas personas por el incendio del Teatro Juárez, recinto más importante de entretenimiento en la ciudad de Monterrey. Hoy no se sabe la causa de este siniestro de este inmueble que prestó sus servicios a los neoleoneses los primeros años del siglo XX.

No se encontraron responsables del incendio, pues no hay mucha información sobre los hechos. Pero con la apertura de los expedientes del Poder Judicial, muchos ciudadanos y los involucrados en la cultura podrán saber aún más de este caso.

Este suceso marcó a la sociedad regiomontana debido a que el principal lugar de concentración teatral quedó en escombros. Actualmente en ese sitio ahora está el actual Auditorio del Tribunal Superior de Justicia.

También puedes leer: Paridad e independencia en riesgo en el Poder Judicial