Apenas ayer, el gobernador electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, acusaba a Graco Ramírez de impedir una transición ordenada en el estado… Hoy, se ha dado a conocer que el político tendrá que enfrentar esta problemática y, además, ponerse a entrenar, pues regresará a las canchas.

Mediante un comunicado, Blanco pidió celeridad al actual gobierno de Morelos pues consideró que hasta el momento los trabajos para realizar la transición han sido “pobres”, por lo que acusó al actual gobernador de obstaculizar el proceso de entrega y recepción de las diversas dependencias estatales.

Sin embargo, Cuauhtémoc tendrá que mezclar, a partir de hoy, su trabajo político con su entrenamiento para estar al 100 por ciento en el “Partido de Leyendas” entre América y cruz Azul que se realizará el próximo 8 de septiembre en el Estadio Azul.

En pleno proceso de transición, que culminará el 1 de octubre con la realización oficial de la transmisión del gobierno perredista encabezado por Graco Ramírez al aliancista Cuauhtémoc Blanco, el encargado de la organización del partido de futbol, Misael Espinoza, hizo público que “El Cuau” disputará el encuentro en el que también participarán Zague, Aarón Padilla y Matías Vuoso, entre otros.

En el calendario de los trabajos de transición en Morelos, los equipos de Blanco y de Graco, acordaron que el 5 de septiembre, tres días antes del partido, abordarán todo lo relacionado con obra pública y el 12 del mismo mes, cuatro días después de la despedida del Estadio Azul, los temas de agua, desarrollo sustentable, movilidad y transporte.

En el encuentro futbolístico, Cuauhtémoc Blanco estará acompañado de leyendas como Carlos Hermosillo, Francisco Fonseca, Germán Villa, Salvador Carmona, entre muchos más que portaran las playeras azules y amarillas.

Para el clásico, que no será tan joven, la escuadra americanista estará dirigida por el maestro Carlos Reinoso y “La Máquina” tendrá en el banquillo principal a Julio Zamora.