En un comunicado emitido días antes de que se llevara a cabo la consulta ciudadana para enjuiciar a expresidentes, el Ejército Zapatista, a través del subcomandante Galeano, dio a conocer que los pueblos originarios y las comunidades indígenas sí participarían, con base en sus tiempos y costumbres, en dicho ejercicio.

Por lo que, el 31 de julio compartió los primeros resultados de la votación, y, con corte a las 13:00 horas de, los doces caracoles zapatistas y sus respectivas Juntas de Buen Gobierno, recibieron las actas de 756 poblados, comunidades, parajes y rancherías, de hablantes de lenguas de raíz maya zoque, tojobal, mame, tzetzal, tzotzil, y cho’ol.

Destacó que las 756 comunidades se pronunciaron por el “Sí” como respuesta a la pregunta de si están o no de acuerdo en que se haga lo necesario para apoyar a que se cumplan los derechos de verdad y justicia de las víctimas y sus familias.

“Lo que hemos notado hasta ahora es que el INE no cumplió en muchas partes con traducir la pregunta a las lenguas de raíz maya. Tampoco explicó de qué se trataba y, en varios lugares, solo dejó botadas las casillas, sin explicar a los pobladores para qué son”, denunció.

De este modo, dijo que los pueblos zapatistas hicieron el trabajo de explicar la importancia de la participación en la consulta y lo que se preguntaba.

También expuso que nadie del “oficialismo”, de quienes dijo: son los interesados en la consulta porque así lo indicó su “capataz”, se dignaron a tratar de ir a alguna comunidad.

“Lo único que han hecho los funcionarios del oficialismo es amenazar a la gente de que, si no va a ‘votar’ en la consulta, se les va a ‘cortar’ el apoyo de los programas gubernamentales”.

Finalmente, el subcomandante indicó que aunque legalmente no existen para el Estado mexicano, les piden a las víctimas, familiares y organizaciones que les apoyan, “que acepten este abrazo de quienes llevan siglos –incluyendo los tiempos actuales–, siendo víctimas de ‘las decisiones de los actores políticos’ de todos los gobiernos de todo el espectro político.

También puedes leer: Casillas vacías y poca sed de justicia en consulta popular