¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Salud

Uso excesivo del cloro durante epidemia de COVID puede dañar tu sistema inmunológico

Indigo Staff

Un investigador del IPN se mostró preocupado ante el uso indiscriminado y excesivo de cloro durante la pandemia de COVID-19, pues este debilita el sistema inmunológico


Jun 25, 2020
Lectura 3 min
portada post

El uso excesivo de cloro para desinfectar todo tipo de superficies durante la pandemia de COVID-19 podría causar daños al sistema inmunológico.

Este desinfectante es uno de los más usados en los hogares para limpiar zapatos, superficies de baños y cocinas, compras del supermercado y otros objetos que vienen o se usaron en el exterior del hogar.

Además de ser barato, el cloro es una de las sustancias más accesibles, pues se puede hallar en un pequeño establecimiento o en grandes tiendas de autoservicio, ya que este no ha escaseado durante la emergencia sanitaria.

Sin embargo, abusar de esta sustancia podría traer consecuencias nocivas a la salud, según afirma el investigador del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Carlos Álvarez Flores.

El ingeniero químico industrial menciona que el hipoclorito de sodio, nombre químico de la sustancia, debilita el sistema inmunológico, haciéndonos incluso más propensos al contagio.

TE SUGERIMOS: ¿LOS DESINFECTANTES COMO LYSOL O CLOROX ELIMINAN EL NUEVO CORONAVIRUS?

Álvarez se mostró preocupado por las enormes cantidades de cloro que las familias adquieren, pues su inhalación por parte de niños y adultos mayores es aún más peligrosa que en otros grupos, por lo que solicitó se limite el uso de este en el hogar.

“El hipoclorito de sodio comúnmente llamado cloro es tóxico, causándote daños directos a la salud, ya que esta sustancia te quema las mucosas, nariz, ojos y garganta (…) Al ser Inhalado daña el revestimiento de las células pulmonares, lo que provoca inflamación y debilita el sistema inmunológico de los niños y adultos mayores, por lo que aumenta el riesgo de contraer el coronavirus”, mencionó.

 El investigador comenta que hay alternativas para no abusar del uso de esta sustancia, una de estas es el bicarbonato de sodio, que en las proporciones adecuadas puede sustituir el cloro.

“Si les preocupan las bacterias en casa, usen bicarbonato de sodio (NaHCO3), que pueden conseguir en la farmacia (…) con un puño de este bicarbonato en una cubeta con 20 litros de agua, pueden limpiar, pisos y paredes, e igual para blanquear ropa”, ofreció como opción.

Para sanitizar y limpiar todo se puede usar jugo de limón, vinagre o aceite de pino, contenido en algunos limpiadores comerciales.

“Lo que en realidad necesitamos en casa son jabones desengrasantes, no cloro”, asegura Álvarez.

Para las verduras, las mejores opciones son yodo o germicidas hechos con materias primas naturales.


Notas relacionadas

Oct 21, 2020
Lectura 3 min

Oct 21, 2020
Lectura 2 min

Oct 21, 2020
Lectura 2 min

Oct 21, 2020
Lectura 2 min

Comentarios