Reporte Indigo

Una historia de cultura urbana, Victor Bisonte, skinhead

La cultura urbana es amplia, y cada una de las culturas que la conforman tiene su historia, a veces colectiva a veces personal, y muchas veces en el caso de los artistas que la representan es una combinación de ambas que desemboca en un proceso de madurez que nutre la historia colectiva. Es el caso de Víctor Bisonte, vocalista de la banda Oi The Arrase, y que cuenta su historia en el Oi, el Street-Punk y la cultura skinhead.

Actualmente, el vocalista se encuentra escribiendo sus memorias, mismas que alimentan esta entrevista, en una visita rápida que hizo a México, para hablar de estos temas en torno a una cultura que ha sido centro de polémica en muchas partes del mundo, los skinheads.

Han pasado más de 35 años, desde que Víctor, encontró el estilo que definiría su vida, amistad, diversión, protesta, lucha por los derechos. Una postura ante la vida en la cultura skinhead, principalmente como antirracista.

A los 14 años, con amigos mayores, comenzó a conocer el punk, la cercanía con la isla de Inglaterra y los movimientos sociales que ya se gestaban en España, les llevó una estética y un sonido agresivo, que se contrapone a lo establecido. Sin embargo para Víctor no fue tan atractiva la pinta, y prefirió seguir conociendo la música sin ponerse una etiqueta.

Fue hasta tiempo después que se enteró de que había más música en Inglaterra, y una que tenía mas afinidad con su vida. La introducción de Víctor en este mundo, coincidió con una expansión en todo el mundo de una estética e ideología que se adaptó a cada latitud, pero que iba marcada por el Oi!, género derivado del punk, pero que iba muy marcado por la influencia de los jóvenes ingleses.

“La música sonaba parecida y le pregunté (a un amigo), ¿y estos no son punks?, el me contestó, no estos son skinheads, son como los punks pero les gusta mucho emborracharse y pelear y el futbol, y entonces me identifiqué con eso y por eso me puse la indumentaria” reconoce Victor.

El vocalista, comenta que al principio se identifico con la parte  mas primitiva de la cultura skinhead, “el futbol, las peleas, emborracharse y hacer destrozos”, después lo llevo a un re descubrimiento de lo que sería su vida hasta la actualidad.

“Para mi el skinhead es amistad, es diversión, rebeldía, luchar por tus derechos, inconformismo, y siempre tiene que haber un componente político, porque todo es política, (…) incluso el antirracismo, por que si eres racista, no puedes ser skinhead” en palabras de Víctor Bisonte.

La música, otro alimento para los skinhead

La carrera de Víctor en la música comenzó poco después, mientras militaba en la CNT española (Confederación Nacional de Trabajadores), una unión de sindicatos autónomos de ideología anarcosindicalista, mientras convivía en una casa ocupada, un grupo de amigos que se juntaron y con sus ideas en común pensaron en lanzar un mensaje acerca de lo que vivían diariamente.

“Los primeros lugares donde nos dejaban tocar al principio eran bares y espacios ocupados, porque había el estigma de que había mucha pelea, por la música y por el mensaje, había muchas peleas, y muchos grupos ya no tocaron cuando ya hubo mas grupos con mensaje político, ya no hubo tanto destroy, por ahí e los 90, el nivel de violencia bajó”, comparte comparando la forma en la que se viven los conciertos y las actitudes de las escenas punk y skinhead en México Victor Bisonte.

En un momento para las bandas con mensaje político este inicio fue difícil, sin embargo al ir madurando junto con sus seguidores, pueden tocar en grandes festivales, pero también regresan a los bares y las pequeñas tocadas. Esa misma actitud le abrió espacios en México, donde Víctor y Oi The Arrase tienen ya cierta popularidad en la cultura skinhead y donde de ha pasado también grandes momentos.

“De los foros de México me quedo sobre todo con Guadalajara, el Foro Independencia  y otros sitios me ha recibido muy bien y me identifico un poco más con ellos, son un poco más tranqui, aquí (en CdMX) se me desborda mucho todo, es un poco grande y aun no me acostumbro al ritmo de la ciudad”, afirma Bisonte.

Es cierto que la cultura skinhead nace como una cultura violenta y agresiva, pero para Víctor, como para otras personas que ya han pasado años dentro y han visto cambiar el mundo y a la cultura que viven es muy importante dejar de lado la agresión entre iguales, pues eso le resta más que aportar.

“Me choca un poco la violencia entre nosotros y que en una tocada estén ahí con la mona, pero también me molesta un poco la desunión entre punk y skins que me llamó la atención en México. Creo que un error es que de un problema pequeño ya generalizan y se desunen todos, yo creo que si lográramos pasar de eso estaría mejor” reflexiona.

Así como ha cambiado la vida en la cultura skinhead para Victor Bisonte, ha ido cambiando en el aspecto musical, al terminarse el proyecto de Oi The Arrase, tiempo después se dedicó a seguir un proyecto solista Bisonte 1312, donde se ha juntado con distintos músicos para dar vida a canciones que estaban sólo en papel y nuevas versiones de antiguos sencillos y corees, sin embargo durante la emergencia del Covid-19 y mientras Víctor sus antiguos compañeros se reúnen una vez más el proyecto se encuentra detenido.

“Todos son grupos de amigos, así que colaboraremos para sacar distintos temas con el pretexto de esa amistad, el material se llama “Canciones prestadas”, espero que cuando Oi The Arrase se queme un poquito pueda retomar ese proyecto”.

Con gran cariño Bisonte espera que pueda presentarse en México, aun no hay una fecha especifica pero siempre quieren venir él y sus compañeros a tocar para los públicos de México. Además continúa con ayuda de su novia escribiendo sus memorias, un proyecto que dará una visión más amplia sobre su estilo de vida.

Exit mobile version