¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
doPlay

Salud

Una esperanza contra las infecciones

José Pablo Espíndola

En su nuevo libro, los doctores Jimena Ramírez de Aguilar Frías y Raúl Álvarez San Martín, realizan un recorrido histórico y científico sobre los antibióticos; llaman a la población a utilizar estos medicamentos con responsabilidad


Ago 23, 2018

En el mundo están muriendo 7 millones de personas por complicaciones de infecciones bacterianas y se espera que para el 2050 se alcance la cifra de 10 millones. El mal uso de los antibióticos le está cobrando factura a la humanidad y para muchos expertos, la crisis de la resistencia a estos medicamentos es un asunto de seguridad global.

Ante la problemática, los doctores Jimena Ramírez de Aguilar Frías y Raúl Álvarez San Martín, presentan el libro La esperanza de Pandora. Un viaje a través de la ciencia e historia de los antibióticos (Universo de letras, 2018), una compilación que le permite al lector hacer un recorrido completo.

El libro, en palabras de los autores, intenta educar a la población sobre los aspectos de las enfermedades infectocontagiosas, principalmente ocasionadas por las bacterias.

En nueve capítulos se explica su descubrimiento, su naturaleza, sus mecanismos de acción, el impacto social por su mal uso, la resistencia a estos por el surgimiento de superbacterias, la crisis de insumos, el bioterrorismo y los esfuerzos mundiales por descubrir nuevas sustancias antibacterianas

“Se nos ocurrió la idea de hacer este libro, precisamente, porque estamos en un periodo de crisis con los antibióticos. Cada vez hay más resistencias y las bacterias prácticamente se están haciendo menos vulnerables a las herramientas que tenemos para tratarlas en todo el mundo”, explica Álvarez San Martín.

Los autores consideran que es responsabilidad de los médicos tratar de divulgar este tema y, a pesar de que existe mucho material sobre esto, la ventaja del nuevo libro es que aborda la historia de los antibióticos, quién los descubrió, su uso médico, y lo complicado que resulta generar nuevos antibióticos. Esa tarea les llevó seis años a los investigadores.

“De manera didáctica abordamos temas complejos para acercar a las personas no dedicadas a la medicina, al entendimiento del criterio médico, el proceso de prescripción basado en la selección de pacientes y su enfermedad. Todos los médicos nos enfrentamos a las infecciones, no importa la especialidad”, asegura Raúl Álvarez San Martín.

Por su parte, la doctora Ramírez de Aguilar, miembro del cuerpo médico del Centro Médico ABC, IAP, afirma que en español casi no hay compilaciones sobre la historia de los antibióticos, por lo que se vuelve un material necesario para el momento que estamos viviendo.

“Este libro hace una revisión exhaustiva de toda la historia, desde los primeros inicios, desde que la concepción del humano sobre la infección era por miasmas o por un ente malévolo, hasta el descubrimiento de las bacterias causales. Nos presenta que para hacer un antibiótico implican muchos recursos y el impulso científico de muchos individuos, entonces el libro hace una revisión a profundidad de todo el proceso de la generación de los antibióticos y cómo han sido uno de los hitos de la historia de la humanidad”, sentencia la especialista en Medicina Interna del Centro Médico Nacional Siglo XXI IMSS.

Es gracias a los antibióticos que aumentó la sobrevida, por ejemplo, con la disminución de la mortalidad infantil por enfermedades infecto-contagiosas, principalmente diarreas y neumonías.

Entonces, los antibióticos han permitido fomentar la vida, junto con otros descubrimientos como las vacunas, por eso es tan importante que no se pierdan, porque quedarnos sin antibióticos, sería regresar a una era donde la gente se moría muy joven.

Debido a que el tema de los antibióticos va evolucionando muy rápido, los doctores intentaron estructurar La esperanza de Pandora. Un viaje a través de la ciencia e historia de los antibióticos de tal manera que al lector le quedara la satisfacción de saber, por lo menos, que hasta este año está actualizado.

Las causas del problema

Una mala indicación, no terminar los tratamientos o tomar antibióticos cuando no los necesitamos, como en un resfriado común. La automedicación y la falta de acceso a un sistema de salud integral para toda la población, son algunos de los factores que han fomentado la creación de superbacterias.

“Es muy frecuente ver que en los consultorios los papás de los niños, cuando vienen enfermos, exijan al médico que le den antibióticos. Nosotros tenemos un historial de consumo, todos los hemos tomado durante nuestra vida y las bacterias quedan expuestas. Además, se están utilizando antibióticos en todas las industrias de producción animal para poder fomentar el crecimiento; se ha visto en algunos estudios que hasta el 90 por ciento de los antibióticos se excretan en orina y en heces como sustancias activas al suelo, entonces se contaminan las bacterias de los suelos y se hacen multirresistentes”, aclara el también especialista en Ortopedia.

Ramírez de Aguilar explica que existen bacterias que por su propia naturaleza tienen resistencia intrínseca a algunos tipos de antibióticos o que si la bacteria era sensible a un antibiótico, pero no se da en las dosis adecuadas o no se concluyen los tratamientos, se favorece su resistencia.

“Para el 2050 se cree que ya no tendremos suficiente armamento terapéutico para tratar a estas superbacterias. Ahora cada vez las infecciones son más graves, más agresivas. Hemos tenido que recurrir a antibióticos que se utilizaban en décadas pasadas porque a los actuales las bacterias ya tienen resistencia”, señala la autora.

Además, indica que una de las políticas mundiales es que cuando el paciente tenga una infección por una bacteria multirresistente, sea sometido por la valoración de un consenso de expertos para determinar cuál es la mejor opción terapéutica, porque al tener el paciente una bacteria de ese tipo, no sólo está en riesgo su vida, sino la de todos los pacientes de un hospital por la fácil diseminación.

La resistencia a los antibióticos obliga al sector salud a desarrollar y utilizar nuevos medicamentos que no están en los cuadros básicos del sistema nacional de salud, esto eleva mucho los costos en la atención. Entonces, si el hospital no tiene la posibilidad de solventarlos, o si el paciente no tiene los recursos, le puede costar la vida a una persona

Un impacto en la sociedad

Para los autores, la trascendencia del libro recae en intentar educar a la población sobre este tema que es un problema de salud pública que necesita atención inmediata.

“El mensaje va dirigido a la población para que en caso de tener síntomas de un proceso infeccioso acuda al médico, no se automedique”, indica Ramírez de Aguilar.

También dice que en México las poblaciones rurales tienen un difícil acceso a los médicos, se encuentran muy lejanos, entonces, eso a veces causa brechas que obligan a las poblaciones indígenas a seguir usando métodos de medicina tradicional que pocas veces funcionan.

Está claro, argumentan los autores, la esperanza de la humanidad es la ciencia y este libro demuestra que el humano en su necesidad de querer vivir más y mejor siempre ha estado haciendo intentos para poder luchar contra estos enemigos que son invisibles, pero que están presentes a lo largo de toda la historia y si ahora no utilizamos con precaución los antibióticos vamos a perder esta guerra.

“Es una responsabilidad como humanos utilizar adecuadamente esta esperanza que se nos dio, que es lo que tratamos de decir con La esperanza de Pandora, la posibilidad de vivir un poco más y de poder lidiar con las enfermedades”, finaliza.

Su inspiración

La portada del libro está inspirada en el óleo sobre tela, Pandora 1893, de Alexandre Cabanel, el cual hace referencia al mito de la caja de Pandora. La historia cuenta que Prometeo atentó contra Zeus al entregar el potencial de fuego sagrado a la humanidad.

Zeus como acto de venganza creó una mujer colmada de todos los dones y la ofreció al hermano de Prometeo, además de una caja con un contenido secreto y prohibido. La curiosidad de la mujer hizo que abriera la caja y dejara escapar males y enfermedades, lo único que se quedó en su interior fue la esperanza.

“En forma alegórica y metafórica, los anhelos de inmortalidad, poder y conocimiento del ser humano; quedan representados por el fuego de Prometeo y nuestra esencia, la ciencia, como herramienta poderosa de dominio. Así para nosotros, el simbolismo científico de la luz del fuego prometeico son los antibióticos”, explican.


Notas relacionadas

Nov 15, 2018
Lectura 1 min

Nov 14, 2018
Lectura 3 min

Nov 10, 2018
Lectura 6 min

Comentarios