Con el bajo suministro del cacao, el precio de este grano podría duplicarse para el 2020. 

Y es que las malas cosechas que obligan a agricultores a escoger otro tipo de plantaciones y la falta de mano de obra son algunos de los factores de la situación actual. 

El mayor productor de cacao es Abengourou en la Costa de Marfil. Aproximadamente 70 por ciento de los granos del mundo proviene de África del oeste, donde se han experimentado problemas políticos y sociales en las últimas décadas.

El 2014 fue el mejor año para esta región en cuanto a cultivo de cacao, con 1.8 millones de toneladas, un incremento de más del 10 por ciento respecto al 2013.

Sin embargo, la más reciente temporada de la Costa de Marfil entre noviembre y marzo ha sido una de sequía, con escasas lluvias, altas temperaturas y un inusual viento del desierto de Harmattan.

La acidez excesiva de los granos de cocoa provocó que las cosechas fueran rechazadas, por lo que exportadores predicen una baja para este año. 

La Organización Internacional de Cacao (ICCO, por sus siglas en inglés), también advierte de esta situación, al mismo tiempo que varias compañías chocolateras se han fusionado.

Esto provocaría un monopolio negativo al reducir las opciones de los agricultores y abaratar aún más su pago, según la World Cocoa Producer Association. Ésta representa a quienes cultivan los granos en nueve naciones y fue creada para ver por los intereses de los trabajadores. 

La asociación advirtió recientemente que las compañías deben asegurarse que los agricultores y toda la cadena de suministro se vea beneficiada, de lo contrario las personas buscarán otro tipo de cosechas.

Además, países como China e India han aumentado su consumo de chocolate en los últimos años. En Asia la demanda se ha elevado siete veces más que en Europa. 

La manufacturera internacional Mars también ha declarado que, de seguir esta tendencia, habría un déficit de cocoa de hasta un millón de toneladas para el 2020.