¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Girl Power

Un impulso para las deportistas en el ciclo menstrual

Fernanda Muñoz

Aunque las mujeres han demostrado tener una gran fortaleza para la actividad física, su periodo menstrual podría detenerlas si no toman las medidas necesarias. Lourdes Mayol, cofundadora de la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva, comparte algunas medidas para que este ciclo sea controlado a través de la alimentación y la hidratación


Jun 25, 2020
Lectura 5 min
portada post

Aunque las mujeres han demostrado tener una gran fortaleza para la actividad física, su periodo menstrual podría detenerlas.

Gracias a las luchas que por décadas han defendido la equidad de género, hoy día las mujeres y los hombres pueden realizar las mismas actividades; sin embargo, hay una en la que el género femenino debe esforzarse el doble: los deportes.

Aunque todo tipo de mujer puede practicar cualquier actividad física sin importar su dificultad, el reto está cuando tienen su ciclo menstrual, una etapa que deben aprender a conocer y dominar a pesar de sus adversidades.

De acuerdo con la International Endurance Group (IEG), empresa especializada en capacitar a los atletas de alta resistencia, hay diferentes factores que influyen y determinan el rendimiento deportivo de las mujeres, y uno de ellos son los niveles hormonales, especialmente los que tienen que ver con los estrógenos y la progesterona

Lourdes Mayol, cofundadora de la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva, asegura que son dichas hormonas las que van a ir determinando el rendimiento deportivo de las mujeres, ya que van variando a lo largo del ciclo menstrual, y en algunos momentos causan efectos contrarios en el cuerpo.

En entrevista con Reporte Índigo, Mayol explica que la productividad femenina en el deporte llega a decaer después de la ovulación, un periodo en el que los estrógenos están levemente elevados y la mujer se siente con buen rendimiento.

“Posterior a la ovulación, aun con los estrógenos un poco elevados, llega la progesterona. Es la relación de ambas hormonas la que determina cómo nos sentimos, con cambios de ánimo y retención de líquidos, específicamente en el rendimiento deportivo”, dice Mayol.

De acuerdo con ella, esta etapa en la que los síntomas se hacen presentes es la fase lútea, la cual se da después de la ovulación y la que le da continuidad al ciclo menstrual siguiente.

Para la también asesora científica del Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte (GSSI) para Latinoamérica, los síntomas y decaimiento durante el deporte puede variar en cada mujer y de su ciclo menstrual, ya que cada una es diferente.

“En realidad creo que entre las recomendaciones generales, no dejar de hacer ejercicio continuo es una de las más importantes, aun cuando en esos días no estemos de ánimo para hacerlo (…) Seguir con el deporte nos ayuda a movilizar el cuerpo y a sentirnos mucho mejor posteriormente”, añade Lourdes Mayol.

Independientemente de que una mujer haga o no deporte de alto rendimiento, la especialista sugiere que todas deben cambiar sus ejercicios a unos de baja intensidad durante su periodo menstrual, con el objetivo de que sus síntomas puedan sobrellevarse.

La solución está en la alimentación durante el ciclo menstrual

Contar con una buena alimentación no sólo le ayuda a las personas a tener una mejor salud, sino que a las mujeres las hace reforzar su rendimiento físico, sobre todo si se encuentran en su etapa de menstruación.

“Una persona que está buscando un mejor rendimiento en el deporte, claro que necesita las medidas nutricionales correctas”, señala Lourdes Moyal.

Cuando una mujer está en fase de transición, de un ciclo menstrual al otro, la especialista en deporte detalla que planear una hidratación y alimentación correctas le ayudarán a fortalecer su cuerpo.

Cada que una deportista va a realizar una competencia de larga duración, o si tiene un entrenamiento de alta intensidad, consumir suficientes carbohidratos podría ser una de sus mejores decisiones, sobre todo si las come antes, durante y después de su ciclo menstrual.

“Sobre la cantidad de líquido que debemos tomar, eso es variable por muchos factores. Mientras que alguien con rendimiento alto debe tomar de tres a cuatro litros diarios, una persona con una actividad física moderada debe consumir dos litros al día o los famosos ocho vasos, y a eso hay que sumarle la cantidad de líquido que se pierde en el ejercicio. La mayoría suda de medio litro hasta dos por hora”, añade Moyal.

Aunque la asesora científica afirma que la mayor cantidad de líquidos deben ser de agua potable, también pueden tomarse jugos, infusiones y café, este último sin pasar de las dos tazas diarias.

De acuerdo con la nutrióloga especializada en deporte, otra de las bebidas más importantes durante el entrenamiento físico son las que contienen sodio, elemento que más se pierde durante las actividades deportivas.

Para la especialista, aunque generalmente se tiene la creencia de que no se debe consumir una gran cantidad de bebidas cuando se tiene retención de líquidos, esto es falso, ya que sólo tomando de los mismos se logra mejorar este síntoma.

Además de estas medidas, se espera que en los próximos años tengamos más opciones para mejorar nuestro bienestar. La investigación respecto al ciclo menstrual en el deporte apenas está comenzando

- Lourdes Moyal

Cofundadora de la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva

También puedes leer:

Deportistas de alto rendimiento a redoblar esfuerzos

Comentarios