Reporte Indigo

The Strangers: No veas esta película durante la cuarentena

strangers

strangers

No se está más equivocado que cuando se cree que el hogar es el lugar más seguro. Las invasiones a domicilios, y los asesinatos que en esos casos hubo, no pasaron desapercibidos para el cineasta Bryan Bertino, creador de The Strangers.

Incluso, Bertino explicó durante una entrevista que se inspiró en casos reales para llevar a cabo esta película que sugiere lentamente el terror de estar encerrados y al acecho de asesinos.

¿DE QUÉ VA?:

Basada en hechos reales sobre invasiones a domicilios, tres asaltantes enmascarados aterrorizan a una joven pareja en una escapada romántica en su remota casa de campo.

LO BUENO: LA DIRECCIÓN

El primer acierto está apenas inicia la película, ya que vamos empatizando con los protagonistas. Una pareja atraviesa una crisis después del rechazo de una propuesta matrimonial fallida.

El director se hizo de la actriz Liv Tyler y el poco conocido Scott Speedman para interpretar a esta joven pareja, quienes con el corazón roto son acechados por asesinos.

Los protagonistas, y la química que desenvuelven, contribuye sustancialmente a la historia para que, lentamente, el público forme una especie de cariño hacia ellos y esto desencadene el miedo de que sean asesinados.

Aquí entra el excelente trabajo de dirección de Bertino, quien al momento de filmar le daba indicaciones a Liv Tyler para que no reaccionara de forma determinada hacia ciertas direcciones mientras era acechada dentro de la casa.

Para ello, el cineasta ordenó que se asustara a la actriz con golpes duros al exterior de la casa, lo que causó reacciones totalmente naturales por parte de Tyler.

El trabajo de Bryan Bertino también se aprecia en la fotografía y cinematografía. Mientras la primera se caracteriza por ser limpia y lejos de acumulación de objetos que podrían ensuciar los planos, la segunda es dinámica y reacciona con movimientos bruscos a medida que los sustos aumentan.

Otra virtud técnica de The Strangers es el sonido que de pronto se vuelve un acechador más. El juego de violines y orquesta en modo suspenso exaspera en el momento adecuado para que el miedo sea aún más profundo en el espectador.

Con una propuesta similar a Scream (Wes Craven, 1996), en la que la casa y el acechador juegan un papel fundamental, The Strangers es a su vez un homenaje a cintas clásicas de terror.

La casa que forma uno de los elementos claves del filme se asemeja a otros hogares icónicos como la que aparece en Halloween, de John Carpenter, o la de The Amityville Horror de Stuart Rosenberg.

LO MALO: EL EFECTO

A medida que este tipo de películas explotan el terror del acecho y la invasión a una casa, el efecto de suspenso y miedo que estos producen va en declive por su naturaleza repetitiva.

La subida de adrenalina que se vive al principio de The Strangers, por ende, experimenta lo mismo. La repetición del susto y el alargamiento del suspenso decaen.

Por eso, la debilidad de la obra de Bertino peca de ser acumulativa en el sentido de querer repetir un susto en varias ocasiones. Entre este error y la torpeza, a veces, de los protagonistas, el espectador puede llegar al aburrimiento.

RECOMENDACIÓN: 4 ESTRELLAS DE 5 (VELA BAJO TU PROPIA RESPONSABILIDAD)

Si eres de los que aman el terror esta es tu película. Si estás buscando algo nuevo para desaburrirte también es una buena opción.

*Cinéfilo: esta es mi percepción, pero leo tu opinión en la caja de comentarios.

Te puede interesar: Crítica ‘Gags the clown’: una película de payasos que es ácido para ojos

Exit mobile version