Charlie Brown, Snoopy, Linus, Lucy… cómo podría llegar a olvidarlos”, comentó Charles M. Schulz, autor de la tira cómica Peanuts, el 12 de febrero del 2000, fecha en la que murió. La primera vez que publicó una viñeta sobre estos personajes fue en octubre de 1950.

Así comienza la exposición 70 años. La vida y obra de Charles M. Schulz en el Museo Mexicano del Diseño (Mumedi). Este 2022, el beagle más famoso cumple 72 años y desde el 1 de enero hasta el 16 de junio el recinto contará con dicha muestra.

“Durante 50 años él investigó, escribió, diseñó, y dibujó cada tira cómica de Peanuts publicada en los diarios y ediciones dominicales alrededor del mundo”, menciona una placa en el Mumedi.

Charles M. Schulz nació el 26 de noviembre de 1922. Mientras cursaba la preparatoria sus madre y padre lo inscribieron en un curso de caricaturista en la Art Instructions Schools, en Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos.

Perfeccionó su talento hasta 1943, cuando fue reclutado por el ejército durante dos años. En 1945, al término de la Segunda Guerra Mundial, trabajó como rotulador de textos en una revista católica llamada Topix.

Después fue instructor en la Art Instructions Schools, donde estudió. Ahí conoció a colegas como Charlie Brown, Linus Maurer y Donna Johnson, una chica pelirroja que le rompió el corazón. A todos ellos los convirtió en personajes de su tira cómica Li’l Folks.

“Los ejecutivos renombraron la tira cómica como Peanuts. A Schulz no le gustó el nuevo nombre, decía que nadie llamaba a sus hijos pequeños ‘peanuts’, pero su reclamo fue anulado. En octubre 2 de 1950, Peanuts debutó en siete periódicos a nivel nacional”, menciona una placa de la exposición.

El público puede conocer bocetos originales, en libretas amarillas rayadas tamaño carta, que le permiten entender cómo evolucionó el estilo del caricaturista, cambió su trazo y dio color a los personajes a mano y de forma digital. Asimismo, hay fotografías de la mesa de dibujo que usó por años, de su pluma Esterbrook Radio 914 y de su plumilla para caligrafía C-5, que forman parte del acervo del Museo y Centro de Investigación Charles M. Schulz, en California.

“Debes poder dibujar medianamente, si dibujaras excelentemente bien serías pintor. Debes poder escribir medianamente bien, si escribieras excelentemente bien estarías escribiendo libros”, declaró Schulz sobre su profesión en 1967.

Por su forma de pensar, se cree que Charlie Brown, el niño de camisa amarilla y zig zag negro, es su alter ego.

“Todos los amores de la tira cómica no eran correspondidos; todos los juegos de beisbol se perdían; todas las calificaciones en los exámenes eran bajas; la Gran Calabaza nunca llega y el balón de futbol siempre se lo quitan”, declaró en una entrevista en 1955, según revela la muestra.

Lo cierto es que en sus viñetas el creador de Peanuts plasmó con humor una visión única del fracaso y resaltó valores como la amistad.

La exposición es de lunes a viernes de 10:00 a 20:00 horas; sábado y domingo de 09:00 a 21:00 horas

Snoopy y los personajes de Peanuts

“Siempre he creído que no sólo creas un elenco en una tira cómica para que hagan cosas que quieres, sino que los mismos personajes, a través de su naturaleza y personalidad, te otorgan las ideas para desarrollarlas”, se lee en una placa de 70 años. La vida y obra de Charles M. Schulz.

El recorrido guiado de 40 minutos en los dos pisos del Mumedi aborda en su segunda parte el origen conceptual de cada uno de los personajes de Peanuts. Comienza con Charlie Brown, para quien su ropa ordinaria es el mejor disfraz; él es el hermano mayor de Sally Brown, quien no apareció en la tira cómica hasta el 23 de agosto de 1959.

70 años. La vida y obra de Charles M. Schulz también recuerda a Franklin, el niño afrodescendiente de la tira cómica que es uno de los compañeros de clase y amigo del grupo. Asimismo, está Marcie, la niña genio de la escuela y enamorada de Charlie Brown.

La exposición no podría estar completa sin los hermanos Van Pelt: Rerun, el menor; Linus, el de la mantita que le da seguridad y el mejor amigo de Charlie Brown; y Lucy, la mayor, que siempre está de mal humor y odia ser besada por Snoopy.

Pero si de familiares se trata, también hay un espacio para Spike, el hermano bigotón de Snoopy que vive entre cactus en el desierto de California.

Otros amigos que están presentes en la muestra son Peppermint Patty, la estrella de los deportes; Pigpen, quien siempre lleva un montón de tierra alrededor; y Schroeder, el admirador de Beethoven.

“Schroeder y su pasión por interpretar a Beethoven provienen de un libro de música que estaba mirando durante el primer año en el que comenzó la tira cómica. Acabábamos de comprar un pequeño piano para nuestra hija Meredith, quien tendría entonces sólo dos años”, contó Charles M. Schulz, de acuerdo con la exposición.

Más allá de la tira cómica, la muestra permite conocer qué sucedió con el licenciamiento del producto desde la década de los 50 hasta el 2000. Asimismo, el restaurante del Mumedi cuenta con platillos inspirados en Snoopy, como waffles de vainilla, fruit cakes y bebidas inspiradas en el resto de los personajes de Peanuts.

¡En conexión!

Para más información sobre los recorridos, comunícate con el Mumedi:

Mail: [email protected]

Tel: 55 5510 8609 o 55 5510 8771

FB: @Mumedi

IG: mumedi_oficial

También puedes leer: El mundo según Mafalda, una exposición interactiva