Considerado uno de los platillos de fiestas patronales por excelencia, la elaboración del mole continúa siendo el atractivo principal del pueblo de San Pedro Atocpan.

Alrededor del 95 por ciento de los habitantes se dedican a la producción y gastronomía de éste y otras variedades de mole y aunque con el tiempo la elaboración se ha industrializado aún hay familias que prefieren conservar el sazón tradicional en la molienda de los chiles a metate y una cocción en leña.

El mole es una ofrenda tradicional para la fiesta patronal del Señor de las Misericordias

Un platillo característico de San Pedro Atocpan es el tamal de frijoles con adición de mole dulce y atole de pinole

Aunque originalmente el mole es servido con carne de guajolote también es un deleite gastronómico comerlo con pollo y hacer una combinación de mole almendrado y mole pipían

En el Jacal del Sur, Juanita Avellano continúa elaborando el mole de manera tradicional, aprendió de su abuela y desde los 10 años empezó desvenando chiles, ahora tiene un restaurante con su familia y comercializa su mole almendrado en el mercado de Mixcoac