2.3

millones de muertes vinculadas al consumo de sal en exceso

El consumo en exceso de sodio fue el responsable de cerca de 2.3 millones de muertes en el mundo en 2010, esto según un estudio que fue presentado en el marco de las recientes Sesiones Científicas de 2013 de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés).

Luego de analizar los datos de más de 247 encuestas sobre el consumo de sal en adultos, datos recopilados para el Estudio de la Carga Global de la Enfermedad (GBD, por sus siglas en inglés) en 2010, se encontró que el 75 por ciento de la población global consume, en promedio, 4,000 mg de sodio por día, el doble de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (menos de 2,000 mg por día) y casi tres veces más que lo que establece la AHA (menos de 1,500 mg por día). 

La ingesta de sal –procedente de alimentos procesados, salsa de soya o sal de mesa– en exceso aumenta el riesgo de tener una presión arterial alta, sufrir una enfermedad cardiovascular y tener un accidente cerebrovascular, condiciones a las que respondieron los decesos globales reportados en el estudio. 

“Medidas de salud públicas nacionales y mundiales, como programas integrales para la reducción de sodio, podrían salvar millones de vidas”, dijo en un comunicado Dariush Mozaffarian, autor principal del estudio y co-director del Programa de Epidemiología Cardiovascular de la 
Escuela de Salud Pública de Harvard.