‘Quiero que sea mejor’: ¿qué pasará con Twitter tras la compra de Elon Musk?

De acuerdo con Elon Musk, Twitter tiene un gran potencial por lo que espera trabajar con la empresa así como la comunidad de usuarios

Comparte esta nota

La tarde de este lunes, el empresario multimillonario Elon Musk consiguió comprar Twitter al acordar un trato por 44 mil millones de dólares para adquirir formalmente la red social, por lo que se reunió con la junta directiva para cerrar el negocio.

Y es que la compra se produce después que la junta directiva de Twitter se opuso inicialmente a la oferta de Musk,  “adoptando la llamada defensa de la píldora venenosa contra cualquier enfoque de adquisición no deseado”.

Sin embargo, después de algunas negociaciones, la compra se efectuó y el propio multimillonario lo dio a conocer en su cuenta de Twitter en la que también aseguró que la libertad de expresión se mantendría pues es la base “de una democracia”.

Twitter es la plaza pública digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad. También quiero que Twitter sea mejor que nunca mejorando el producto con nuevas funciones, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotando a los robots de spam y autenticando a todos los humanos”, escribió.

De acuerdo con Elon Musk, Twitter tiene un gran potencial por lo que espera trabajar con la empresa así como la comunidad de usuarios para llevar al máximo nivel a la red social.

Cabe precisar que los inversores recibirán 54.20 dólares por cada acción de Twitter que posean, dijo la compañía en un comunicado el lunes.

El precio es un 38 por ciento más alto que el cierre de las acciones el 1 de abril, el último día hábil antes de que Musk revelara una participación significativa en la empresa, lo que provocó un repunte de las acciones. Las acciones de Twitter se detuvieron por la noticia.

Puedes leer: Es oficial: Elon Musk alcanza acuerdo comercial para comprar Twitter en 44 mil mdd

Por su parte, Musk, uno de los usuarios más prolíficos de Twitter con más de 83 millones de seguidores, comenzó a acumular una participación de alrededor del 9 por ciento en enero.

Para marzo, había intensificado sus críticas a Twitter, alegando que los algoritmos de la compañía están sesgados y las fuentes están repletas de publicaciones basura automatizadas. También sugirió que los bots inflaron el crecimiento de usuarios de Twitter.

Después de rechazar una invitación para unirse a la junta directiva de la compañía, el 14 de abril se ofreció a hacer de Twitter privado, diciendo que haría de la plataforma un bastión de la libertad de expresión y dejó caer otras pistas sobre los cambios que haría como propietario.

Salir de la versión móvil