La BBC reportó una reunión de especialistas de la salud quienes abordaron el tema de la importancia de la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, la cual ha generado dudas alrededor del mundo sobre su aplicación.

Y es que Brasil reportó que más de 1,5 millones de brasileños no acudieron a recibir la segunda dosis de la vacuna contra COVID-19, lo que ya preocupó a las autoridades de esa país.

Según el Ministerio de Salud de Brasil, São Paulo es el estado en el que más se registra este fenómeno, con más de 343 mil atrasos. Le siguen Bahía (con 148 mil) y Río de Janeiro (143 mil).

Las autoridades pidieron a todos los que tomaron la primera dosis que esperaran el tiempo mínimo necesario para regresar al centro de vacunación más cercano y completar la vacunación con la segunda dosis.

Este intervalo varía según la vacuna aplicada. En el caso de CoronaVac, de Sinovac y el Instituto Butantan, el tiempo entre la primera y la segunda dosis es de 14 a 28 días.

Para la vacuna AZD1222, de AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Oswaldo Cruz, el período de espera es de tres meses.

No obstante, las autoridades han señalado que la mayoría de las vacunas contra el COVID-19 probadas y aprobadas requiere dos dosis para que proporcione un nivel de protección aceptable.

Puedes leer: Vacuna rusa Sputnik V tiene efectividad de 97.6%, según estudio en el ‘mundo real’

Esto se aplica a los productos desarrollados por Pfizer, Moderna, Instituto Gamaleya (la Sputnik V), CoronaVac y AZD1222.

El riesgo más claro es que si sólo se toma la primera dosis no se estará protegido adecuadamente, ya que la tasa de protección que otorga la primera dosis no se encuentra dentro de los parámetros establecidos por expertos e instituciones que definen las reglas del sector, como la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Otro punto peligroso: al recibir la primera dosis (y no volver para completar el calendario de vacunación), el individuo corre el riesgo de quedarse con una falsa sensación de seguridad.

Incluso puede pensar, equivocadamente, que ya es inmune ante coronavirus y seguir con su vida normal, sin cuidados básicos contra el COVID-19.

Las recomendaciones, sin embargo, siguen siendo las mismas para quienes recibieron dos, una o ninguna dosis de la vacuna: todos deben mantener la distancia física, usar mascarillas, lavarse las manos y asegurarse de que el aire se renueva en los interiores.