Cada temporada de vacaciones los vuelos se saturan, es por eso que en estas fechas se vuelve más importante estar consciente de los derechos que tienes como viajero. Te contamos qué derechos tienes y algunos tips para cuando tengas problemas con un vuelo.

Debes saber que todas las aerolíneas están obligadas a tener un seguro que ampara cualquier daño que sufran los pasajeros, la carga y el equipaje. Si tienes dudas, pregunta a tu aerolínea sobre el alcance que tiene y cómo puedes usarlo en caso de ser necesario.

Los niños menores de 2 años no pagan boleto mientras estén acompañados de un adulto y no lleven equipaje. En casos de personas con discapacidad, todas las aerolíneas deben estar listas para ofrecer su servicio y tener las adaptaciones necesarias para que se puedan desplazar adecuadamente. Lo mismo sucede con adultos mayores y embarazadas. 

Recomendado: Así serán las vacaciones del Presidente, el Congreso y la Corte

En los primeros tres meses de este año Profeco ha recibido 488 quejas, las principales causas son: no haber dado servicio, no cambiar el vuelo o devolver lo que se había pagado y negarse a reparar la pérdida o deterioro del equipaje.

De enero a febrero de este año Aeroméxico ha tenido 177 quejas y 96% de conciliación, Interjet 134 con 100% de conciliación, Viva Aerobus 89 con 66% de conciliación y Volaris 49 con 100% de conciliación, lo que puede ayudarte a decidir en qué aerolínea prefieres viajar.

El viajero tiene derecho a transportar gratis mínimo 25 kilogramos mientras la capacidad del avión sea de 20 personas o más. Si es de menor capacidad serán 15 kg. Si tu equipaje de mano se pierde o daña puedes pedir una indemnización de hasta 40 salarios mínimos, para el equipaje documentado podrá ser de hasta 75 salarios mínimos. 

Si te cancelan el vuelo o avisan que está sobrevendido tú puedes pedir que te regresen lo que costó el boleto o lo proporcional si se trata de una escala. Ellos deberán ofrecerte el primer vuelo disponible a tu destino, servicio de comunicación por teléfono, alimentos que cubran el tiempo que esperes u hospedaje si es que el vuelo es hasta el siguiente día, así como el transporte que necesites para desplazarte. Deberán darte un boleto para el mismo destino en la fecha que elijas. Cuando un viaje se cancela por razones meteorológicas, lo anterior no aplica.

Recomendado: 5 exposiciones que no te puedes perder estas vacaciones

Lo que te toca a ti es llegar a tiempo, documentar tu equipaje, no llevar nada que esté prohibido y pagar extra si tu equipaje excede el peso límite. Si ves que el vuelo se va a cancelar, aunque no se haya anunciado oficialmente, ponte en contacto con la aerolínea para que te asignen otro, así podrás escoger tu asiento y tendrán que respetar el precio que habías pagado. 

Si te ocurre algo y necesitas quejarte existe la opción Concilianet con la que puedes hacerlo en línea.  Pero si algo pasa, sobre todo, respira. No está en tus manos resolverlo, mejor trata de hacer de tu espera algo agradable hasta que puedas llegar a tu destino. Compra un libro, hazle plática al de al lado y en la medida de lo posible sé amable con quienes te atiendan porque normalmente no es su culpa y ellos pueden hacerte la vida mucho más fácil. Si tus cosas ya están documentadas es posible que no tengas acceso a ellas durante un buen tiempo por eso mejor lleva en tu maleta de mano cosas básicas como pasta de dientes, una playera o artículos que podrías necesitar si te tienes que quedar una noche o varias horas en el lugar.