¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Salud

¿Qué beneficios tiene el pinzamiento tardío del cordón umbilical?

Indigo Staff

El pinzamiento tardío del cordón umbilical trae múltiples beneficios aun recién nacido, entre ellos, la protección contra la anemia


Jun 13, 2020
Lectura 4 min
portada post

La separación de una madre y un bebé recién nacido cortando el cordón umbilical es necesaria en algún punto después del parto o cesárea, sin embargo, entre más se tarde en realizarse este proceso, y se haga un ‘pinzamiento tardío’, más beneficios obtendrá el bebé.

El cordón umbilical se trata de un conducto, similar a una manguera, que une a un embrión o feto en vías de desarrollo con la placenta, para que se nutra al producto.

A través de él viajan sustancias nutritivas y sangre rica en oxígeno entre la placenta y el feto, quien está unido a este conducto desde su ombligo.

Estos poseen dos arterias umbilicales y una vena umbilical, en promedio miden 56 centímetros y de 1 a 2 centímetros de espesor.

La sangre presente en los cordones umbilicales es rica en células madre, por ello algunos padres los conservan en criogenización en caso de que su bebé padezca leucemia y requiera un trasplante de médula.

¿Qué es y para qué sirve el pinzamiento tardío del cordón umbilical?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) distingue el tratamiento dado al cordón umbilical tras el parto como pinzamiento y corte precoz  y el pinza miento y corte tardío.

El pinzamiento y corte precoz es aquel que se da en el minuto siguiente al parto, sin permitir que éste deje de latir, mientras que el pinzamiento y corte tardío es el que se hace transcurridos más de 60 segundos del parto o hasta que este deja de latir.

El beneficio más inmediato de pinzar de manera tardía el cordón umbilical es mantener el flujo sanguíneo entre la placenta y el recién nacido, o que mejorará la dotación de hierro del niño hasta los seis meses de edad, evitando la anemia en el pequeño y la necesidad de la ingesta de hierro suplementario.

La OMS menciona que este beneficio es importante “especialmente para lactantes que viven en entornos de pocos recursos, en los que hay un menor acceso a alimentos ricos en hierro”.

Por ello este organismo recomienda el pinzamiento tardío del cordón umbilical, entre uno y dos minutos después de dar a luz, cuando este ya está aplanado y sin pulso.

TE SUGERIMOS: CÉLULAS MADRE: INVESTIGACIÓN Y NO MILAGROS

Algunas de las veces médicas en contra de este procedimiento es que se retrasan los cuidados básicos del recién nacido, sin embrago, la OMS menciona que estos pueden darse aunque la madre siga unida al bebé, y éste no presente hipoxia y deba ser reanimado.

La realización retardada de este proceso también impide que los bebés presenten una mala adaptación cardiorespiratoria, además de disminuir el riesgo de hemorragia intraventricular y de sepsis de inicio tardía (derrame cerebral e infección en todo el cuerpo).

Así también se bajan las posibilidades de que el bebé requiera una transfusión sanguínea por baja presión, o ventilación mecánica.

Además de todo ello, en el bebé se incrementan los hematocritos, la hemoglobina, la presión sanguínea, la oxigenación cerebral y el flujo de glóbulos rojos.

Aunque estos últimos beneficios no están comprobados, pues aún faltan más estudios para confirmarlos, análisis sostienen que el pinzamiento tardío del cordón umbilical está relacionado con una baja probabilidad de complicaciones neonatales, como la policitemia y la ictericia.


Notas relacionadas

Oct 23, 2020
Lectura 3 min

Oct 23, 2020
Lectura 2 min

Oct 23, 2020
Lectura 3 min

Oct 23, 2020
Lectura 2 min

Comentarios