169

Estudiantes fueron monitoreados durante este estudio


El bullying es causado –entre otras cosas– por los problemas relacionados a estatus sociales como ‘ser popular’

Fuimos testigos de ello en la época estudiantil, lo vemos en las cintas de Hollywood tales como “Chicas Pesadas” (2004) y es algunas de las causas para que se desencadenen situaciones y casos de bullying. Ser popular en la escuela resulta determinante para algunas personas e inclusive se vuelve su objetivo primordial en una etapa en la que se determina y se forma la propia identidad.

Sin embargo, la ciencia ha dado una vuelta de tuerca y es posible que con ello ahora serán pocos los que deseen destacar como “populares”.

Y es que un estudio realizado –a lo largo de 10 años– por expertos de la Universidad de Virginia estableció que a la larga, las personas “populares” tienen mayor dificultad para crear lazos con otras personas (amistades o compañeros).

Además, el hecho de tener que mantenerse como personas destacadas daña su autoestima, según los autores de la investigación.

“Los adolescentes que ponen más énfasis en ganar o mantener la afiliación de sus compañeros en vez de enfocarse a crear fuertes e íntimas amistades, no les va bien después. Los jóvenes (del estudio) que estuvieron más enfocados en su estatus y recompensas a corto plazo no tuvieron los mismos beneficios positivos y recíprocos de una verdadera amistad”, indicaron los autores.

Y agregaron que “los participantes con niveles más altos de unión con sus amigos parecen gozar de una mejor salud psicológica, ajuste psicosocial, y una mejor respuesta al estrés durante la adolescencia. En general, los adolescentes con amistades cercanas reportan niveles altos de felicidad que aquellos sin ellas”.

Populares en el cine

Un ejemplo claro de la situación que viven las “populares” se ve en la cinta “Triunfos Robados” (2000), cuya trama sobre porristas muestra los problemas que pueden desarrollarse a causa de este tipo de estatus sociales.

A su vez está “Chicas Pesadas” (2004), protagonizada por Lindsay Lohan, que se ha vuelto un largometraje de culto para la Generación Millennial. En esta película se comprende el alcance que puede tener una situación de esta índole y que afecta a las personas en la adultez, en la vida real.

‘Chicas Pesadas’ (2004)

‘Triunfos Robados’ (2000)