Adivinar al ganador del Premio Nobel de Paz es notoriamente difícil debido a que el Comité del Nobel de Noruega nunca da pista alguna, excepto que hay 376 grupos y personas nominados para el honor, que será anunciado el próximo 7 de octubre.

 

Eso no impide que se hagan conjeturas, y algunas  están basadas en las preferencias personales o el pequeño número de nominaciones dadas a conocer por quienes las presentaron.

 

Este año los nominados incluyen al papa Francisco, el equipo femenino de ciclismo de Afganistán y el excontratista de la Agencia Nacional de Seguridad, Edward Snowden.

 

Una forma de tener una idea sobre los posibles ganadores es examinando las selecciones previas del comité. 

 

Un análisis por The Associated Press de los 30 ganadores en años anteriores muestra que típicamente se ajustan a cinco categorías. (AP)

 

Exenemigos

 

Galardonar a exrivales puede ser riesgoso, porque a veces siguen siendo rivales y su acuerdo de paz se desmorona, como el Acuerdo de Oslo que inspiró el Nobel de Paz de 1994.

 

Si el comité opta por esta categoría, los candidatos más obvios serían el presidente colombiano Juan Manuel Santos y el máximo comandante de las guerrilleras FARC Rodrigo Londoño, quienes recientemente firmaron un acuerdo de paz con mediación noruega.

 

Disidentes

 

Prisioneros políticos o exiliados enfrascados en una lucha no violenta contra un régimen autoritario son de los más premiados con el Nobel de Paz, como la ganadora de 1991 Aung San Suu Kyi, que se enfrentó a la junta militar de Mianmar.

 

En esa categoría, el comité podría dar el premio a Snowden, considerado disidente por muchos por 

haber filtrado información sobre programas secretos de espionaje electrónico de los Estados Unidos.

 

Instituciones

 

Un total de 148 instituciones han sido nominadas este año, y escoger un candidato preferido es casi imposible. 

 

Sin embargo pocos se quejarían si gana Save the Children, que ha trabajado en los campamentos de refugiados dentro y fuera de Siria, una de las zonas más azotada de los últimos tiempos por los conflictos armados, para proveer alimentos y apoyo humanitario y otra ayuda a miles de pequeños desplazados por la guerra.

 

Estadistas

 

Dominan esta categoría presidentes y primeros ministros que usan su influencia y su capacidad diplomática para resolver conflictos.

 

El expresidente finlandés Martti Ahtisaari ganó en 2008 por sus tres decenios de gestiones de paz en tres continentes.

 

Si el comité opta por gobernantes en funciones, la canciller alemana Angela Merkel pudiera ganar, por su política de recibir a numerosos refugiados de la guerra en Siria.

 

Activistas

 

Malala Yousafzai entusiasmó al mundo cuando se convirtió en el 2014 en la ganadora más joven del prestigiaso galardon. Tras sobrevivir a un atentado del Talibán en el 2012, la adolescente pakistaní continuó su campaña por los derechos de las niñas a la educación.

 

Este año, Denis Mukwege, el ginecólogo congolés que ha arriesgado la vida para tratar a mujeres víctimas de violencia en la guerra civil en el Congo, sería uno de los favoritos.