¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Entretenimiento

Porno: mirada profunda

Hidalgo Neira

Las series con desnudos, erotismo y que abordan la temática de la pornografía sacían el morbo de los televidentes. No es nuevo pero es una respuesta a la modernización de apps y contenidos orientados al público que se deshinibe ante el sexo


Dic 1, 2017
Lectura 5 min
portada post

Antes era impensable que en el horario estelar pudiera haber personas sin ropa a cuadro en una televisión del hogar, ahora series como “Juego de Tronos”, “Girls” o “Shameless” exhiben el cuerpo humano con normalidad, lo cual alimenta el gusto del público por estos contenidos.

Consumir pornografía era un tabú en la sociedad, había que acudir a “lo oscurito” para comprar una película o hacerse de una revista “sucia”, todo eso cambió con la llegada del Internet, en el cual existen más de 2 mil millones de sitios dedicados a esta industria sexual según el sitio covenanteyes.com.

“Hay una brecha generacional, los que tenemos 30 o 40 (años) hacia arriba, más bien crecimos si nos iba bien alguna vez vimos alguna foto, había que comprar una película pornográfica, no era tan accesible. Internet tiene sus pros y contras y una de esas es que la accesibilidad se vuelve un poco para todos (…) hablo sí de redes sociales pero también de plataformas como puede ser YouPorn o PornHub o XVideos”, comenta la sexóloga Alessia Di Bari, en entrevista para Reporte Indigo.

Los contenidos referentes a la industria del porno en servicios de streaming como Netflix o HBO son abundantes, desde series como “Easy” y “The Deuce”, respectivamente, hasta películas y documentales que marcan esta preferente tendencia en crecimiento.

Sin contar que los gadgets o juguetes sexuales también están evolucionando para los consumidores más diestros en el mundo de la tecnología, ya que varias de ellos se administran a través de aplicaciones o sirven para jugar con la pareja de manera remota.

“Yo soy muy fan de los juguetes sexuales, pero creo que si los usas como eso, como un juguete, como un aditamento, como un extra, como una herramienta que te puede apoyar a descubrir explorar tu sexualidad, ya sea en tu soltería y pareja, creo que puede ser una gran herramienta, igual que el porno”, asegura la especialista.

Todo con medida

El hecho de que la pornografía esté cerca del usuario no quiere decir que deba consumirse en exceso. “Es como pedirle a una telenovela que me eduque y que me muestre una realidad tangible, pero esa no es su chamba, su chamba es entretener, es aspiracional, es contarte una historia de amor (…) está bueno echarle la culpa a los productores y a quien lo hace y quien crea ese material, pero también está en nosotros la responsabilidad de saber qué consumo”, precisa Di Bari.

Lo importante no es perder la objetividad de que la pornografía sólo es una fantasía erótica, ya que esto genera trastornos al imaginar que una relación sexual es como en una película XXX.

“Yo puedo elegir buscar porno, verlo o no verlo o que tipo de porno me gusta ver, o que tipo de erotismo funciona para mi, sabiendo que es entretenimiento, que el porno no es la realidad”

- Alessia Di Bari

Sexóloga

Fuerza sexual en la mujer

En en 2010, el blog “The girls guide to depravity” (La guía de mujeres para la depravación en español) tuvo tanto éxito que se convirtió en una serie en el canal de paga Cinemax, un año antes el libro “50 sombras de Grey” de E. L. James estremecía a las damas de todo el mundo con su lectura erótica y en 2013 el director Lars von Trier mostró en “Ninfomanía” que la mujer también tiene deseo sexual y puede ser inclusive mayor al del hombre.

Es claro cómo es que el rol femenino ya no es el de antes en torno a la sexualidad, esto se desinhibe en todas las atmósferas del entretenimiento y para Di Bari no hay marcha atrás.

“Los roles tanto de hombres como de mujeres están cambiando, agarrando nuevas formas, están buscando nuevas maneras de ser y de estar y el porno no escapa a esta realidad. Cada vez hay más mujeres protagonistas que se apropian de su propia historia, los personajes femeninos también son como más fuertes, más sexuales”, pronuncia Di Bari.

Gustos prohibidos

Actualmente los programas muestran el lado amable del sexo a los consumidores, teniendo éxito en servicios de streaming y canales de paga:

‘The girlfriend experience’

Basada en la película de Steven Soderbergh del 2009, el drama trata la vida de Christine Read, practicante de un despacho legal que requiere de un incentivo económico extra, por lo que recurre a ser acompañante ejecutiva. Actualmente corre su segunda temporada en el canal Starz.

‘The Deuce’

Creada por George Pelecanos y David Simon –los mismos que hicieron “The Wire”– el serial se centra en cómo inició la industria pornográfica en la Nueva York, a su vez muestra cómo es que Manhattan era un punto rojo de prostitución controlado por padrotes afroamericanos, operando bajo el consentimiento policial.

‘Easy’

De manera cómica y sin academicismos, Netflix aborda la sexualidad de manera hilarante con situaciones de pareja en la cotidianeidad, la tecnología, el amor y el tabú que conlleva esto en la ciudad de Chicago. Su segunda temporada está disponible a partir de diciembre.

Recomendación erótica

La sexóloga y terapeuta de pareja sugiere entre toda la oferta audiovisual con temática sexual, explorar la serie “Masters of sex”, la cual tuvo cuatro temporadas y fue producida por el canal Showtime.

“Es la vida de dos sexólogos (William) Masters y (Virginia) Johnson que fueron una pareja pionera en sexualidad en el mundo y la verdad es una serie como muy padre, a mi me gusta mucho porque explica un poco la historia”.


Notas relacionadas

Sep 19, 2019
Lectura 5 min

Sep 4, 2019
Lectura 2 min

Jul 30, 2019
Lectura 5 min

doPlay

May 24, 2019

Entretenimiento

La era del Fandom

Hidalgo Neira


May 24, 2019

Comentarios