Salvaje y sensual

La actriz Keira Knightley, quien interpreta a Elizabeth Swan en la saga “Piratas del Caribe” desde la primera película, nació en Inglaterra y proviene de una familia talentosa. Su padre, Will Knightley, es actor de teatro y su madre es la escritora Sharman MacDonald, quien también es actriz teatral; y Caleb, su hermano mayor, trabaja en el mundo de la música, por lo que la fama la ha acompañado desde que vino al mundo un 26 de marzo de 1985.

Comparte esta nota

La actriz Keira Knightley, quien interpreta a Elizabeth Swan en la saga “Piratas del Caribe” desde la primera película, nació en Inglaterra y proviene de una familia talentosa. Su padre, Will Knightley, es actor de teatro y su madre es la escritora Sharman MacDonald, quien también es actriz teatral; y Caleb, su hermano mayor, trabaja en el mundo de la música, por lo que la fama la ha acompañado desde que vino al mundo un 26 de marzo de 1985.

Keira pasó de ser una desconocida para muchos en 2003 con el estreno de “Piratas del Caribe: La Maldición Del Perla Negra” (2003). A partir de ese momento su carrera se volvió meteórica y, desde entonces, la vida no ha dejado de sonreírle y está de vuelta con más aventuras “Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar”.

Desde niña

La actriz, que sufre dislexia, estudió danza y a partir de los seis años hizo sus primeras apariciones en programas de televisión. Su debut en la gran pantalla fue en 1994, en el filme británico titulado “Dos Mujeres” y dirigido por la reconocida cineasta británica Moira Armstrong.

Sin embargo, fue hasta el año de 1999 cuando Keira tuvo su primera aparición en Hollywood y la hizo en grande y con los grandes: en la saga galáctica “Star Wars. Episodio I: La Amenaza Fantasma”, donde dio vida a Sabé, la encargada de suplantar a la Princesa Amidalá. Este papel le fue concedido gracias a su asombroso parecido con la actriz Natalie Portman.

Luego vinieron otras producciones como “The Hole” (2001) y “Quiero Ser Como Beckham” (2002), hasta que llegó la franquicia de los piratas en 2003 y alcanzó el reconocimiento mundial.

No todo es cine

Al margen del séptimo arte Keira ha participado en numerosas producciones televisivas como la miniserie “Oliver Twist” (1999), basada en el clásico de Charles Dickens o el telefilm “La Princesa De Sherwood” (2001), la serie “Doctor Zhivago” (2002).

Los rumores sobre desordenes alimenticios han acompañado a la actriz desde hace tiempo y se acrecentan por su extrema delgadez. Sin embargo ella siempre los ha negado, lo que sí confirmó a Vogue fue que sufre problemas capilares derivados de sus continuos cambios de corte y color por las exigencias del guión que la obligaron a tomar una drástica decisión: nunca más volver a someterse a un cambio de look real para una cinta.

Otros filmes

Keira también ha participado en otras películas como “Orgullo y Prejuicio” (2005), film basado en una obra de Jane Austen, “Domino” (2005) de Tony Scott, “Expiación (Atonement)” (2007), adaptación de una novela de Ian McEwan, “La Duquesa” (2008), “En El Límite Del Amor” (2008), entre muchos otros títulos.

Toda una diva

Hace unas semanas el cineasta John Carney cuestionó las aptitudes actorales de Keira y afirmó que trabajar con ella era muy difícil debido al “séquito” que siempre acompañaba a la actriz, quien además era “toda una supermodelo y muy insoportable”.

Salir de la versión móvil