¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

OSCARS2017

La nueva escuela de televisión

Hidalgo Neira

De humor simple, sin caer en lo vulgar, se ríe de sus propios chistes y raya en la comedia inocente, se convirtió en el “enemigo” acérrimo de Matt Damon tras cerrar su show nocturno con la frase “disculpa Matt Damon, se nos acabó el tiempo”, excusándose de que no podrían entrevistarlo en ese programa, nació en Brooklyn y el próximo domingo conducirá los premios más importantes de Hollywood.


Feb 21, 2017
Lectura 6 min
portada post

Elegir a conductores de TV para presidir ceremonias de premios es una estrategia utilizada en EU

De humor simple, sin caer en lo vulgar, se ríe de sus propios chistes y raya en la comedia inocente, se convirtió en el “enemigo” acérrimo de Matt Damon tras cerrar su show nocturno con la frase “disculpa Matt Damon, se nos acabó el tiempo”, excusándose de que no podrían entrevistarlo en ese programa, nació en Brooklyn y el próximo domingo conducirá los premios más importantes de Hollywood.

Ese es Jimmy Kimmel, comediante, presentador y productor de su propio programa nocturno en la cadena de televisión ABC de Estados Unidos, que desde 2003 compitió por el rating contra los programas de David Letterman y Jay Leno, logrando sobrevivir después de que dichos conductores se retiraran del aire en 2015 y 2014, respectivamente.

Su fama tiene más de una década al aire en la televisión estadounidense y lo ha llevado a ser maestro de ceremonias en los Premios Emmy 2012 y 2016, y ahora le llegó el momento para ser el presentador en el Oscar.

Esta plataforma le sube ante el ojo del televidente internacional, misma estrategia que pusieron en práctica las televisoras CBS y NBC para impulsar a sus talentos de casa, James Corden y Jimmy Fallon, en premiaciones de 2016 y 2017.

En la transmisión de los Premios Tony y Grammy este año, CBS eligió a James Corden para estar al frente de las ceremonias, mientras que NBC puso a Jimmy Fallon a conducir los Globos de Oro.

Sin embargo, estos presentadores siguen a la sombra del legado sembrado por Leno en NBC y de Letterman en CBS.

¿Logrará Kimmel atraer a las audiencias internacionales a su programa nocturno después de la ceremonia de los Premios Oscar? ¿Podrá sostener con su comicidad el ambiente entre los talentos presentes el 26 de febrero? ¿Convencerá a los televidentes como para volver a conducir los galardones de la Academia en futuras ocasiones?

Escoltado por la madre de dragones

Para llegar a la ceremonia de los Emmy 2016, Jimmy Kimmel tuvo que cruzar distintos obstáculos en el video de presentación de la premiación. En su paso James Corden le dio un aventón recordando a su sección “Carpool Karaoke”, para después encontrarse con el excandidato presidencial Jeb Bush y al final Daenerys Targaryen (interpretada por Emilia Clarke)  le llevó al escenario de la premiación ocurrida el 18 de septiembre pasado.

Conan O’Brien: Talento aparte

Quien fuera el sucesor momentáneo de Jay Leno en la televisión estadounidense, Conan O’Brien, ha sido el presentador de los Emmy en tres ocasiones.

El conductor empezó con su programa nocturno después de la emisión de Leno de 1993 a 2009, para posteriormente tomar la silla de la transmisión principal de NBC.

Pero debido a conflictos en el contrato, O’Brien dejó el show  al siguiente año, siendo éste espacio televisivo retomado por Leno.

O’Brien se encuentra de visita en México grabando un programa especial de su transmisión estadounidense, el cual saldrá el 1 de marzo por TBS.

Fórmula de activación

Aunque parece nueva la manera de presentar a los conductores de TV a través de ceremonias de premios, esta práctica tiene años en Estados Unidos.

Johnny Carson –ya consolidado por su programa nocturno que inició en 1962– tomó la estafeta de Bob Hope en 1979 y presentó los Oscares durante cuatro años consecutivos.

A David Letterman le tocó hacer parada en los galardones de la Academia en 1995, pero su desempeño no fue el mejor recibido pese a que logró captar 48 millones de espectadores.

Jay Leno nunca ha sido requerido en el Oscar, solo estuvo como conductor adjunto en los Emmy en 1990. Esto a pesar de que ya era conocido en la TV y de que fue el sustituto de Johnny Carson en “The Tonight Show”, a partir de 1992.

Este año, Stephen Colbert –quien reemplazó a Letterman en la TV– presentará los Emmy en septiembre, galardones que dejarán de transmitirse por ABC y llegarán a la cadena CBS.

El salón de la fama

Entre los conductores y presentadores más recordados por la Academia, hay talentos cómicos que rompieron récord de audiencia y son recordados hasta la actualidad.

Bob Hope

Fue el único presentador en conducir 18 ceremonias entre 1940 y 1978. El comediante y actor nunca estuvo nominado a un Premio Oscar, aunque se le otorgaron cinco estatuillas honorarias por parte de la Academia.

Sin embargo, a Hope no se le tiene un recuerdo muy favorable en dicha ceremonia, ya que apoyó abiertamente la Guerra de Vietnam.

Johnny Carson

En 1979, fue el nuevo rostro para presidir el Oscar, donde por cuatro años consecutivos estuvo al frente de la premiación, pero para 1983 se decidió cambiar el formato teniendo a los actores Liza Minnelli, Dudley Moore, Richard Pryor y Walter Matthau como anfitriones.

Carson volvería por última ocasión a la ceremonia en 1984.

Billy Crystal

Sin duda uno de los favoritos de todos los tiempos, Crystal empezó a conducir la ceremonia en 1990 y es ampliamente recordado por sus números musicales al iniciar la presentación de los galardones.

Sus ratings han sido de los más favorables en los últimos 15 años, ya que en 2004 captó 43.56 millones de televidentes, 10 millones más que Steve Martin el año anterior.

Whoopi Goldberg

La actriz que ganó el Oscar a Mejor Actriz Secundaria por “Ghost” (1990) salió a la duela del Pabellón Dorothy Chandler después de que Crystal condujera el Oscar por cuatro años consecutivos.

Los ratings de Goldberg estuvieron arriba de los 40 millones de audiencia y se le recuerda por su parodia de “Shakespeare Enamorado”.

Ellen DeGeneres

La selfie que rompió récord en toda la historia de Twitter fue tomada en la premiación del 2014 bajo la conducción de DeGeneres, este suceso tuvo más de 3 millones de retuits, haciendo que colapsara dicho sitio.

Otro de sus momentos icónicos fue cuando la anfitriona pidió pizza para los asistentes y un repartidor real llegó al recinto.


Notas relacionadas

Mar 1, 2017
Lectura 2 min

Feb 27, 2017
Lectura 2 min

Feb 27, 2017
Lectura 6 min

OSCARS2017

Oops..! “Moonlight”, mejor película

Indigo Staff


Feb 27, 2017 Lectura 6 min

Feb 27, 2017
Lectura 6 min

OSCARS2017

Entre pifias y Trump

Hidalgo Neira


Feb 27, 2017 Lectura 6 min

Comentarios