Este miércoles, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que se mantiene alerta y en vigilancia por la nueva mutación de la variante Delta, el linaje AY.4.2, pues se ha confirmado su presencia en aumento en los contagios de COVID-19.

Durante su acostumbrado balance semanal acerca de la pandemia, la OMS indicó que los estudios revelan que desde julio de este año se ha apreciado un aumento en la transmisión de la secuencia AY.4.2 lo que ha atraído su atención.

De hecho, la Organización apuntó que este linaje comporta tres mutaciones adicionales respecto a la variante Delta original.

Dos de esas mutaciones corresponden a la proteína spike (la parte del virus que se pega a las células humanas).

Secuencias AY.4.2 fueron descargadas en la base de datos mundial GISAID desde 43 países. Un 93 por ciento procedía de Reino Unido, donde se constató o un aumento gradual en la proporción de nuevos casos: este linaje representaba 5.9 por ciento de todos los casos de la variante Delta registrados en Reino Unido durante la semana del 3 de octubre.

“Se están llevando a cabo estudios epidemiológicos y en laboratorio” para establecer si el AY.4.2 es más contagioso o reduce los anticuerpos, según la OMS.

Puedes leer: López-Gatell asegura que variante “MU” ya está en México, pero no es de preocupación

La pandemia del COVID-19 causó casi 5 millones de muertos desde que fue detectado en China a finales de 2019, según un balance a partir de fuentes oficiales. En total, se han contabilizado más de 244 millones de casos.

La semana pasada, el número de contagios aumentó 4 por ciento respecto a la semana anterior, con 2.9 millones de nuevas infecciones.