"Si lo tecleas en la computadora, tiene un grado de impresión y de inamovilidad que es extraño”

Fabrizio Mejía

Escritor

Una buena dosis de ocio tuvo que ver en la creación de “Vida Digital”, la nueva novela de Fabrizio Mejía Madrid.

La inspiración para la creación de este texto es algo que todos hemos sufrido: de sitio en sitio en una madrugada intrascendente conectados a Internet, sin una meta definida. Quien niegue que le haya sucedido, no se ha adentrado verdaderamente en la Red.

“No era tan mala idea para un personaje de novela alguien que hiciera terrorismo en la Wikipedia. Y ahí dejé la idea, eso fue hace como unos ocho años”, explica Mejía en entrevista con Reporte Indigo.

“Nunca pensé que fuera una novela y de pronto hace dos años  yo tenía la necesidad de contar historias que tenían que ver con la infancia, la relación con los padres y las empecé a escribir pero pensando que ese era otro libro. Y en un momento las dos cosas se empezaron a juntar con la idea del insomne que va a ser terrorismo en Wikipedia y con toda la experiencia propia, tamizada por la ironía, en Twitter, Facebook, Wikipedia y los buscadores de Google”.

El texto dibuja lo que le sucede a un hombre conectado a la Red en una madrugada interminable. Una nueva realidad que pocos escritores han decidido a explorar de manera tan frontal como lo hace Mejía en esta novela.

“Hace 10–12 años, la Red no era la gran cosa. Era el correo y pornografía barata”, explica el autor, “y de pronto la Red se empezó a volver parte de la vida. Tenías que estar conectado, había una obligación de estar conectado, de estar enterado con las cosas. Y luego con los buscadores y las redes sociales se convirtió en una comunidad que ya no tiene que ver nada con la geografía, con la vecindad ni con conocer a la gente, sino una comunidad basada en los textos y fotos”.

Así, este “libro de antiayuda”, según el autor, se mueve a través de un diálogo entre conceptos de Wikipedia repensados por el ocio y visitas intrascendentes a perfiles de Facebook de amigos lejanos  (“Buscar conocidos en la Red te lleva a saber cómo decaen los demás”) y posibles intereses amorosos inalcanzables (“Uno puede ser lo que quiera en la Red. Hasta que es descubierto”).

“Hemos dado un paso, por lo menos interesante, al tratar de reconectarnos sin conocernos a través de las redes”, sentencia Mejía.

“Vida Digital” es un libro para nuestros tiempos. En los que la vida se vive, y se piensa, a través de perfiles en línea.