Escuchar durante un martes 13, sea cuál sea el mes en el que esta fecha coincida con el día, “ni te cases, ni te embarques” es común, sin embargo, muchos ignoran el presunto origen de esta popular superstición.

Creer que el martes 13 es un día de “mala suerte” no es nada nuevo, pues se trata de una creencia popular con un origen histórico bastante antiguo.

Historiadores alrededor del mundo marcan como uno de los posibles nacimientos de esta superstición un episodio ocurrido durante la Última Cena que Jesús mantuvo con sus discípulos.

Judas, quien traicionó a Jesús y lo entregó por 30 monedas de plata, era considerado el apóstol número 13.

Por otro lado, la vinculación específica de este número con el martes se debería a Marte, dios romano de la guerra y símbolo de destrucción.

TE SUGERIMOS: ¡No es broma! Por ‘contener fuerzas malignas’ católicos hacen hoguera con libros de Harry Potter

Otra de las referencias bíblicas que podrían estar relacionadas a este mito es el capítulo 13 del Apocalipsis en el que se habla de la aparición de la bestia de siete cabezas.

Al respecto, los judíos relacionan el 13 con los espíritus malignos de la Cábala, que ascienden a dicho número. La Cábala es una disciplina y escuela de pensamiento esotérico relacionada con los esenios y el judaísmo jasídico.

Otra teoría sostiene que la “mala suerte” del martes 13 está relacionada a la caída del Imperio Romano en Constantinopla, ocurrida un martes 13 de 1453.

Más popular en el mundo de habla hispana, especialmente en Latinoamérica, esta superstición evita que, por ejemplo, varios españoles tomen vuelos en este día.

Los días 13 se encuentran ligados a la “mala suerte”, pues los países de origen anglosajón evitan realizar cualquier actividad que consideren de riesgo en viernes 13, debido a que fue un día igual, de octubre de 1307, cuando el rey Felipe IV de Francia ordenó la detención de los caballeros Templarios, quienes fueron torturados por la Inquisición, acusados de herejía, sodomía y de haber escupido sobre la cruz.