¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Series

Netflix: La sangrienta historia de los asesinos seriales de Mindhunter 2

Roberto Trejo

La segunda entrega, de esta producción de Netflix, deja ver algunos de los asesinos más despiadados de la historia


Ago 17, 2019
Lectura 6 min
portada post

Mindhunter, una de esas joyas del extenso catálogo de Netflix, regresa este verano con una segunda temporada que mostrará en pantalla la historia de algunos de los asesinos seriales más despiadado y metódicos de la era moderna.

Esta segunda entrega, encabezada por el multipremiado David Fincher, ha recibido buenas críticas por la manera en que aborda la psicología detrás de un homicida serial, la tensión en cada entrevista tras las rejas y, sobre todo, porque sabe dosificar la violencia gráfica.

En esta ocasión, los agentes del FBI Holden Ford (Jonathan Groff) y Bill Tench (Holt McCallany), asesorados por la psicóloga Wendy Carr (Anna Torv), se verán involucrados con el asesino más popular; Charles Manson.

Sin embargo, los crímenes cometidos por algunos de sus colegas, hacen que los asesinatos de la Familia Manson parezcan cosa menor.

Wayne Williams

El caso central de esta temporada es el de los Asesinatos de los Niños de Atlanta. Entre 1979 y 1981, 28 personas, en su mayoría afroamericanos menores de edad, fueron privados de la vida en aquella ciudad del estado de Georgia.

La psicosis generada por estos homicidios hizo que la ciudad dictara toque de queda y los padres prohibieran a sus hijos jugar en las calles.

En mayo de 1981, Wayne Williams, un joven negro de 23 años, fue detenido como el principal sospechoso de las muertes cometidas en contra de niños, adolescentes y adultos.

Williams enfrentó juicio por el asesinato de dos hombres en Atlanta y fue condenado a cumplir dos cadenas perpetuas. Sin embargo, hasta la actualidad nadie ha podido probar que este asesino es también responsable de la muerte de los niños.

El sujeto, ahora de 59 años, cumple su condena en la prisión estatal de Telfair, aunque continúa afirmando su inocencia respecto a la muerte de los pequeños.

BTK

Dennis Rader, el asesino BTK, ya había aparecido en la primera temporada de la serie en breves secuencias que lo mostraban como un sujeto sospechoso, pero sin dejar ver ninguno de sus atroces crímenes.

Entre 1974 y 1991, Rader asesinó a 10 personas, mientras mantenía una fachada de buen vecino y excelente padre de familia. El caso BTK fue uno de los más polémicos, pues el sujeto enviaba cartas para describir sus crímenes, mofarse de la policía y retar a que lo atraparan.

Para inicios del nuevo milenio, la investigación estaba en el olvido, pero en 2004 se hizo un último intento para dar con el asesino. Al saber esto, Rader siguió retando a la policía para que lo encontraran y preguntó si podrían saber quién era si enviaba un CD.

El asesino BTK mandó el CD a la policía, la cual rápidamente revisó los metadatos del archivo de Word que contenía, ahí observó que el sujeto que escribía se llamaba ‘Dennis’ y tenía conexión con una iglesia luterana de Wichita, Kansas.

No pasó mucho para que la policía finalmente le pusiera las manos encima. Rader, hoy de 74 años, se declaró culpable de los asesinatos BTK y fue condenado a diez cadenas perpetuas. BTK es la abreviación de Bind, Torture and Kill (Atar, torturar y asesinar).

David Berkowitz

También conocido como “El hijo de Sam” o “El asesino del calibre 44.”, Berkowitz se hizo famoso por causar la muerte con un revólver Charter Arms Bulldog.

El sujeto confesó en 1977 haber asesinado a seis personas y haber herido a otras siete en ocho tiroteos cometidos en Nueva York entre 1976 y 1977. Aunque tiempo después cambió su declaración y aseguró que sólo mató a tres personas e hirió a una cuarta.

Berkowitz aseguró que el resto de los asesinatos fueron cometidos por una secta satánica a la que pertenecía. Estas declaraciones no han podido ser comprobadas, pero policías e investigadores sostiene la teoría que los asesinatos fueron obra de más de una persona.

Cabe destacar que, durante el juicio en su contra, el asesino declaró que un demonio había poseído al perro de su vecino, quien le ordenó cometer los crímenes. Ahora de 66 años, Berkowitz enfrenta en prisión seis cadenas perpetuas.

William Henry Hance

Durante 1978, en Columbus, Georgia, fue cometida una serie de feminicidios cerca de algunas bases militares. Estos actos fueron denominados como los asesinatos del Estrangulador de medias.

El Ejército estadounidense recibió una carta de una supuesta pandilla, conformada por siete hombres blancos, la cual advirtió que mantenían rehén a una mujer y la matarían si el Estrangulador de medias no era detenido.

Robert K. Ressler, agente del FBI, concluyó que todo era un engaño, pues se trata de un solo hombre negro… y no siete como afirmaban las cartas.

Tomando en cuenta que la mayoría de las víctimas eran prostitutas, las autoridades vigilaron diversos bares con mayoría de clientes negros y allí arrestaron a William Hance, un militar de la unidad de artillería en el fuerte.

A Hance se le comprobaron las muertes de cuatro mujeres, sin embargo, fue hallado no culpable de los asesinatos del Estrangulador de medios, los cuales fueron atribuidos al afroamericano Carlton Gary.

A diferencia de los casos anteriores, Hance fue ejecutado en la silla eléctrica el 31 de marzo de 1994.

Charles Manson

Lo terrorífico de Manson, más que los asesinatos, se encuentra en la manera en que manipuló a un grupo de personas para que cometieran crímenes en su nombre.

A finales de los 60, el sujeto conformó la llamada Familia Manson, una especie de secta responsable de robos menores y algunos de los asesinatos más sangrientos de la segunda mitad del siglo XX.

Bajo las instrucciones de Manson, un grupo de hombres y mujeres jóvenes asesinaron en california a la esposa del director Roman Polanski, la actriz Sharon Tate, y cuatro personas más que se encontraban conviviendo en la casa de ésta.

Lee: ‘Helter Skelter’; ¿la canción de The Beatles que inspiró a Charles Manson?

El 10 de agosto de 1969, un día después del primer ataque, la Familia Manson también asesinó a Leno y Rosemary LaBianca. La investigación arrojó que el grupo también era culpable de la muerte de Gary Hinman en julio de aquel año.

Manson fue declarado culpable de asesinato en primer grado y condenado a la pena de muerte, pero un tecnicismo legal evitó su ejecución y pasó el resto de su vida tras las rejas hasta el 19 de noviembre de 2017.

Destaca que Manson estaba convencido que el grupo The Beatles intentaba advertir, por medio de sus canciones, de una guerra racial entre negros y blancos; por lo que Manson planeaba que los asesinatos del 69 fueran atribuidos a grupos afroamericanos.

 


Notas relacionadas

Sep 2, 2019
Lectura 2 min

Ago 27, 2019
Lectura 2 min

Comentarios