¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
doPlay

Museo Jumex

Naty Abascal, la musa eterna en el Museo Jumex

Fernanda Muñoz

La sevillana llegó a México para presentar la exposición Naty Abascal ¡y la moda!, en el Museo Jumex, donde con más de 30 prendas creadas por diseñadores de alta costura representa lo que ella significó en sus años como modelo internacional


Nov 12, 2019

Oscar de la Renta, Valentino Garavani, Woody Allen, Giovanni Versace y Andy Warhol, entre otros artistas del siglo pasado que dejaron su huella en el mundo de la moda y del estilo cinematográfico, tenían algo en común: musas, mujeres que, como Naty Abascal, los inspiraron para crear y combinar estilos que los hicieron eternos.

Para la propia modelo de origen sevillano, el haber coincidido con artistas como ellos, provenientes de Europa, Norteamérica y América Latina, fue un ancla que la hizo la mujer que es hoy, un ejemplo de la moda internacional.

En 2018, la colección se presentó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Luca Stoppini, director artístico y creativo de revistas como Vogue y Vanity Fair, define a Abascal como una musa verdadera, “una especie en peligro de extinción que ha jugado un papel crucial para un amplio público que entiende y aprecia el estilo”.

La opinión del italiano se escuchó entre las paredes de uno de los museos de arte más importantes de la Ciudad de México, el Museo Jumex, en el marco de la presentación de la exposición Naty Abascal ¡y la moda!, que llega por primera vez al país para mostrarle a los mexicanos algunas de las piezas que la modelo utilizó en pasarelas de alta costura o que le fueron creadas de manera exclusiva.

Es un vestido y chaqueta de fiesta en moaré de seda de Cristóbal Balenciaga, hecho en 1965, con el que la exposición comienza, especificando que Abascal lo lució ese mismo año, en el Pabellón Español de la Exposición Universal de Nueva York.

Después del Balenciaga le siguen dos Óscar de la Renta, uno de 1985 y otro de 1988. Mientras que el primero es un cuerpo cubierto de lentejuelas combinado con una falda en raso de seda, el segundo es un vestido de fiesta de tafetán de seda estampada que imita un ikat. Este último representa una prenda especial para la modelo, pues con él le rindió un homenaje póstumo al diseñador de República Dominicana, posándolo en la revista ¡Hola!.

Creaciones de Elie Saab, John Galliano para Dior, Roberto Cavalli, Christian Lacroix, Emilio Pucci, Stella Jean, Lina Sevilla y Azzedine Alaïa también están presentes en una de las salas del Museo Jumex, rodeadas de múltiples espejos que ayudan a que el espectador no pierda ningún ángulo de las piezas.

Pero antes de que la exposición tocara suelo mexicano, a finales del año pasado estuvo presentándose en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el segundo lugar de arte más grande de Madrid, donde los españoles reforzaron el poder que Abascal sigue teniendo no sólo en su país, sino en el mundo.

De acuerdo con la modelo, las más de 30 prendas ahora expuestas fueron rescatas de sus casas en Sevilla y Madrid, con el objetivo inicial de reflejar la moda de una artista sevillana.

Naty Abascal aprendió de los maestros

Hoy, a sus 76 años, Naty Abascal no deja de ser una aprendiz de la moda, una mujer que, como en los años 70, aprendió de diseñadores y cinematógrafos a representar el arte arriba de las pasarelas y delante de una cámara.

Mónica Navarro Medina, de la Licenciatura de Diseño Indumentaria y Moda de la Universidad Iberoamericana, comenta que la modelo sevillana fue una inspiración para múltiples creadores del arte por la sencillez y la elegancia que la caracterizó desde el día uno que comenzó su carrera.

Naty Abascal es sinónimo de la alta moda, fue una gran representante de España en las pasarelas y ahora una muestra ejemplar de la elegancia (…) Aunque ya no tiene las mismas líneas de una niña de veinti tantos años, sigue portando piezas exclusivas de grandes diseñadores como ninguna otra (modelo) lo ha hecho a esa edad

- Mónica Navarro Medina

Académica de Diseño Indumentaria y Moda

En entrevista, Navarro Medina detalla que la exposición Naty Abascal ¡y la moda! llegó a abrirle las puertas a todos aquellos interesados en presentar ropa de alta costura en grandes recintos culturales y artísticos del país, pues, confiesa, en México la moda sigue siendo un tabú y no sinónimo de éxito.

“El que llegue Naty Abascal a México y presente ropa en un recinto de arte es un gran ejemplo de lo que se muestra en Europa y que le hace falta a los mexicanos, nos dice que el crear y el vestir ropa elegante y bien hecha es también cultura para todos”, resalta la catedrática.

Por otra parte, añade que las piezas montadas también conforman un catálogo histórico, ya que muchas de ellas fueron creadas hace más de 50 años, bajo la supervisión de diseñadores que cambiaron el mundo de la moda.

“Me parece esencial que exposiciones como estas se sigan presentando en el país, y no sólo por el personaje protagónico, sino por lo que representa para el mexicano convencional la moda en sí”, dice Mónica Navarro Medina.

Una exposición imperdible

Naty Abascal ¡y la moda! se presentará hasta el 5 de enero de 2020, en el Museo Jumex (Miguel de Cervantes Saavedra 303, colonia Granada).

Abierto de martes a domingo, de 10:00 a 19:00 horas. Precio: 30 a 50 pesos.

También puedes leer: A partir de mañana, Museo Franz Mayer exhibirá foto censurada en Europa

Comentarios