Posada fue un cronista excepcional que pintó la comedia humana, la tragicomedia mexicana de un siglo que terminaba y otro que nacía

La Catrina es su ilustración emblemática, pero José Guadalupe Posada es mucho más que esta imagen icónica de México que le ha dado identidad y la vuelta al mundo.

Este es el mejor momento para descubrir a este gran artista mexicano, es el momento de encontrar a un nuevo Posada, a uno desconocido pero igual de brillante e ingenioso.

“Posada está más vivo que nunca, es parte de la construcción de la identidad nacional, parte de lo que somos y nos define como mexicanos.

“Pero es hora de que se conozca toda su obra, tan abundante, tan polifacética, es hora de descubrirlo de reencontrarse con él, con su trabajo”, afirma Agustín Sánchez González, curador de la exposición organizada por el Museo de Historia Mexicana en Monterrey, Nuevo León.

La muestra llamada “José Guadalupe Posada. El Gran Ilustrador de lo Mexicano”, es la primera de una serie de exposiciones con las que diversas instituciones nacionales lo homenajearán para conmemorar el centenario de su muerte.

La exhibición reúne más de 200 piezas de este dibujante, ilustrador y grabador, provenientes de colecciones privadas y públicas; Mercurio López es un importante coleccionista de Posada que aporta obra para la muestra.

Aunque Diego Rivera también popularizó a La Catrina, Posada la hace suya y la reinterpreta convirtiéndola en el fenómeno universal que es hoy.

Su ilustración no tuvo límites

Además de ver la calaca en el Museo de Historia Mexicana también puedes descubrir facetas y obras hasta hoy desconocidas de este artista nacido en Aguascalientes en 1852.

Entre las atractivas e inéditas imágenes reveladas por la exhibición, está “El incendio del Puente San Luisito”, en donde ilustra con maestría este suceso histórico regiomontano que tuvo lugar en 1903. Además, hay unas ilustraciones sobre los Crímenes de Saltillo.

Sorprenden las ilustraciones para periódicos y revistas, para libros como “La Biblioteca del Niño Mexicano”, portadas e interiores de recetarios de cocina.

Al recorrer la exposición encuentras ilustraciones para anuncios y reproducciones digitales de carteles publicitarios promoviendo jornadas taurinas, teatrales, circenses y de lucha libre.

Puedes disfrutar ilustraciones para juegos de mesa como la oca, el nuevo coyote, la lotería, juegos de dados.

Posada hizo grabados para artículos de entretenimiento, esoterismo y educación, libros para aprender a leer cartas, cancioneros, almanaques, cartas de amor, poemas, corridos.

“La Catrina es su obra perfecta, maestra”, afirma Sánchez González, “para armar la exposición tuve que hacer una gran búsqueda, ver mucha obra, el mayor reto fue la parte de León porque fueron muy difíciles de conseguir las obras de esta etapa.

“Esto debido a la inundación que sufrió esta ciudad en 1888, afortunadamente localizamos a un coleccionista de Posada: a Mercurio López”.

Lamentablemente, hasta la fecha no existe una cifra exacta de la obra completa de este creador, nada más dentro del periodismo, ilustró más de 70 periódicos.

Y en los periódicos, ilustró de todo: nota roja, noticias de accidentes, como el ocurrido en las minas de carbón en Palau, Coahuila, erupciones de volcanes, entre otros temas.

“A veces su trabajo se valora mucho más hacia fuera que hacia adentro. Por ejemplo, en Alemania le hicieron un libro que documenta su obra”, indica.

El curador, quien lleva más de 20 años investigando la obra de Posada, menciona que en 1997 CONACULTA editó un libro llamado “Posada en Blanco y Negro” con un tiraje de más de 20 mil ejemplares. 

Si bien en sus últimos momentos Posada murió solo, olvidado, con esta completa muestra se le brinda un merecido reconocimiento a la grandeza de su trabajo que ha  trascendido en el tiempo y en la vida cotidiana de los mexicanos.

“Posada y La Catrina siempre van a ser México”, afirma Sánchez González.

José Guadalupe Posada. “El Gran Ilustrador de lo Mexicano”, estará en exhibición hasta el 10 de febrero de 2013 en el MHM.