Los nuevos creadores mexicanos, los que decidieron salirse a competir en el mundo y dejar atrás la etiqueta del mexicanismo y neomexicanismo, están ahora casi todos reunidos en la subasta México Contemporáneo de la subastadora Sotheby’s de Nueva York. 

Después de 35 años de incluir Arte Latinoamericano en sus subastas, y seguir una escala de éxito que llevó a los latinoamericanos a colecciones de todo el mundo, Sotheby’s lo celebra con una exposición de artistas contemporáneos mexicanos curada por Lulú Creel, que reconoce el arte de los jóvenes.  

En la selección están muchos de los artistas cuya obra se incluye en colecciones internacionales y tienen mercado de igual forma global. 

Creel explicó que su curaduría se basó en el mercado. Quienes han logrado mayor éxito para que sus obras se vendan en todo el mundo, estarán en la casa subastadora de Nueva York el 25 de noviembre, la tercera sesión de venta de artistas latinoamericanos que incluye los países que se han consolidado en el coleccionismo internacional, entre los que se encuentra México en un lugar destacado. 

El primer día de su sesión de otoño, siempre en noviembre, se subastan las obras de la colección de Lorenzo Zambrano, seguida por la tradicional puja de arte latinoamericano y el martes 25 termina con “México contemporáneo”, que incluye propuestas nuevas, arte social, soportes de vanguardia y la utilización de los nuevos medios del arte plástico para plasmar la creatividad de excepcionales artistas. 

En esta selección se ven los artistas que como Gabriel Orozco, ha decidido despegarse el neomexicanismo y crear en libertad desde y para una perspectiva global y así llegar a influir en el panorama del mundo sin etiquetas y compitiendo codo a codo con los contemporáneos sin fronteras. 

Es el nuevo arte mexicano, sin etiquetas y sin la obligación de denunciar qué pasa o qué mueve a México. Un lenguaje universal, piezas sin la atadura del folclorismo y que ha sabido enfrentarse a la polémica que los niega, o los orilla en lo que quieren todavía muchos conservar a México en el arte como una marca que durante muchos años fue limitante. 

Aquí están los jóvenes contemporáneos mexicanos que lanzan un discurso global con obras de concepto, de materia, utilizando todos los nuevos medios y siguiendo el grito que probablemente lanzó Gabriel Orozco cuando sus compatriotas criticaban su obra porque “cualquier lo puede hacer”, y el contestaba “sí, pero solo yo tuve los huevos para hacerlo”. 

Esta curaduría de Lulú Creel probablemente marque un parteaguas para los nuevos creadores contemporáneos que decidieron recorrer el mundo y sin dar la espalda a su país, enfrentar otros paisajes con éxito. 

Entre los elegidos por la curadora está Moris (Israel Meza) cuya obra inició como un arte social que mejoraba las viviendas de los indígenas mexicanos con intervenciones, por lo que se consideró un “artista social”. 

Sotheby’s subastará una obra de 2009 que plasma la violencia en dos paneles titulados “Tiro de Gracia” y “De Milagro”.  

El creador mexicano evidencia con su arte la urgencia de mejoras urbanas que padecen en las zonas de pobres que al formar parte de las colecciones privadas toman otro concepto al descontextualizase. Varias de sus obras pertenecen a la Colección Bergé en Madrid, la Colección Jumex de México, la Coppel, FEMSA y Americas Collection del ASU Art Museum. 

EDUARDO TERRAZAS (1936)
El artista seleccionado de mayor edad, es sin embargo joven en sus creaciones que parten de la arquitectura y el urbanismo, en donde tiene una larga carrera. 

Terrazas diseñó el logotipo de los Juegos Olímpicos de México 68 y sus obras están en la colección Jumex, en la galería Proyectos Monclova y en la Casa Luis Barragán. 

En la subasta de Nueva York estará presente con una tela de la serie “Las posibilidades de la estructura” de la subserie “Cosmos”, un cuadro de líneas geométricas.

GABRIEL OROZCO (1962) 
Las estrellas de la noche será el artista vivo considerado más caro del arte contemporáneo mexicano: Gabriel Orozco. Además de que la crítica internacional lo ha colocado entre los 10 más influyentes del mundo. 

El arte conceptual y crítico de Orozco ha logrado traspasar las fronteras casi desde los inicios de su carrera, cuando decidió salirse del “localismo” mexicano y probar su arte en el mundo con gran éxito. 

Hasta ahora considera que para triunfar en el arte hay que salirse de México y proponer con libertad, además de llegar a los mercados internacionales sin etiquetas de nacionalidad, ya que, según dijo algún día, los mexicanos no invierten ni apoyan el arte. 

En el año 2005, como respuesta a la polémica desatada en México sobre su arte, publicó un libro con dieciséis textos escritos por historiadores del arte y especialistas, todos extranjeros.

FRANCIS ALYS (1959) 
De las piezas más caras está la del belga Francis Alys, que ha desarrollado su carrera en las artes plásticas en México desde los 80 con técnicas múltiples y objetivos conceptuales que se inspiran en la ciudad como el lugar en donde sucede todo y la que recrea a través del arte. 

La pieza valuada en 200 mil dólares consta de cinco partes en técnica mixta que muestra a un hombre recorriendo la ciudad. 

Alys está en colecciones de todo el mundo y se considera uno de los contemporáneos mejor valuados en el mercado actual. 

BOSCO SODI (1970) 
Residente en Nueva York, este artista basa sus obras en experimentos con diversos materiales como pigmentos, óxidos, aserrín, fibras y pegamentos y mantiene estudios en Barcelona y su natal Ciudad de México. 

En cada uno de sus centros de producción las obras tienen un resultado diferente ya que, según explica, los materiales básicos pueden variar en su consistencia y los componentes del agua y otras substancias utilizadas, también. 

Sus obras están en la Fundación Godia, de Barcelona, el Museo Internacional de Artes Aplicadas de Torrino, Italia y la Fundación Barragán de Suiza. La obra de la subasta son pigmentos mixtos sobre tela. 

CARLOS AMORALES (1970)
Desde que en 2003 presentó un performance en el Tate Modern (Londres) que consistía en dos personajes de lucha libre con máscaras, Amorales empezó a experimentar con lo digital y la animación y produjo series de cortos animados: “The Forest”, “The Bad Sleep Well” y “Why Fear the Future”. En la subasta está con dos piezas, una de la serie “Spider galaxy (guardians)” y “Fantasmas selectos”. 

FRANCISCO LARIOS (1960) 
Un artista que experimenta en todas las técnicas y nuevos medios, sus obras están en importantes colecciones internacionales como el Museo de Fine Arts de Houston, el de Arte Contemporáneo de San Diego, la fundación Bacardi de Miami y el de Arte Modesta de Montpellier, entre otras.

Además de las técnicas mixtas en pintura, Larios es un dibujante que utiliza programas computacionales para crear piezas bidimensionales y tridimensionales. La tela en la subasta de Sotheby’s se titula Cluster Buster en acrílico y esmalte, una composición geométrica en dos tonos y de gran formato que en la exhibición en la Ciudad de México fue de las que más llamó la atención de los asistentes. 

30 Obras de mexicanos globales 

Moris (Israel Meza Moreno) · Stefan Bluggemann · Pedro Reyes Jonathan Hernández · Jorge Méndez Blake · Gabriel de la Mora · Eduardo Terrazas · Gabriel Orozco · Carlos Amorales · Francis Alys · Laura Anderson · Emilio Chapela · Gabriel Kuri · José Dávila · Dr. Lakra · Aldo Chaparro · José Dávila · Minerva Cuevas · Sofía Taboas · Fritzia Irizar · Edgar Olaineta · Miguel Calderón · Daniel Guzmán · Bosco Sodi · Francisco Larios