Después que los actores Gabriel Soto e Irina Baeva interpusieron una demanda, en octubre de 2020, en contra de Laura Bozzo, un año después la conductora peruana deberá indemnizarlos tras perder en el proceso judicial. 

La pareja acusó a Bozzo, que actualmente se encuentra prófuga de la justicia tras ser señalada por un delito fiscal, de difamación, amenazas, acoso y discriminación.

Bozzo es buscada internacionalmente por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés), la cual emitió una ficha roja en su contra el pasado 28 de septiembre. 

El periodista especializado en espectáculos, Gil Barrera, confirmó que a pesar de que se encuentra prófuga, Bozzo deberá indemnizar a Soto y Baeva.

“Estoy en condiciones de confirmar que Laura Bozzo perdió la demanda por daño moral que le interpuso Gabriel Soto e Irina Baeva. La señorita Laura -aún prófuga- despotricó contra ellos en un programa de televisión y deberá indemnizar”, mencionó Barrera. 

El 20 de octubre de 2021, un juez determinó que las pruebas aportadas por la pareja de actores eran suficientes para fallar a su favor y en contra de la conductora. 

Según la resolución del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Laura Bozzo deberá indemnizar por daño moral a la pareja. 

Te sugerimos: Carlos Bonavides hace colecta para pagar deudas de Laura Bozzo… y no recauda ni un peso

Hasta el momento se ignora el monto al que ascenderá dicha indemnización, pues el abogado de los actores dijo que éste dependerá de de un proceso que determine sus ingresos, contratos con televisoras o marcas.

En días previos, Baeva y Soto indicaron que al hacerse el desahogo de pruebas la contraparte, Bozzo, no se presentó. 

“Se hizo el desahogo de las pruebas y la contraparte no se presentó entonces la demanda procede. Ya se marcó la jurisprudencia por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, llegó hasta allá, entonces ya está ganado el caso”, mencionó Soto. 

Soto también señaló que la intención no es hacer más grandes sus conflictos legales, sino marcar un precedente en cuestión de lenguaje para referirse a un tercero.

“Como yo lo dije siempre el objetivo es precisamente marcar un precedente de que no se puede denigrar de esa forma, no pueden utilizar ese tipo de lenguaje contra de alguien, contra nosotros en este caso en televisión internacional denigrando nuestra reputación y nuestra dignidad”, dijo el actor.