Continúa temporada de La vida es sueño

A partir de este viernes, vuelve la puesta en escena La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca, en la Sala Héctor Mendoza. El montaje de la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura es dirigido por Claudia Ríos y protagonizado por Fernando Huerta Zamacona, quien interpreta a Segismundo en su vaivén por las fronteras de la realidad y la ficción.

El argumento de esta obra se centra en el aspecto efímero y fugaz de la vida, así como en el delgado límite entre lo que consideramos real y ficticio.

Resonancia magnética para dos

Con el apoyo de la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos, dos equipos de investigación están avanzando para crear escáneres de resonancia magnética con cupo límite para dos personas, con el fin de que el paciente a estudiar no se sienta solo en la máquina de uso médico.

Aunque ya existen dos escáneres de prueba, los diseños aún no han demostrado que su recompensa científica justifica su costo y complejidad.

“Esto es realmente emocionante. Tener una herramienta de estas podría ampliar enormemente la gama de investigaciones posibles”, mencionó Winrich Freiwald, neurocientífico de la Universidad Rockefeller.

Molière en Mérida Fest

Como parte de las actividades del Mérida Fest 2020, que se realiza en el marco del 478 aniversario de la fundación de la capital yucateca, la Compañía Nacional de Teatro (CNT) del INBAL presentará este 10 de enero en el Teatro José Peón Contreras la obra clásica Las preciosas ridículas, de Molière (1622-1673). Con este montaje, bajo la dirección de Octavio Michel, la CNT inaugura actividades para este 2020 en el interior del país, luego de que el año pasado se realizaron funciones en diversos recintos culturales de México.

Las preciosas ridículas es una comedia clásica del siglo XVII, en la que los personajes discriminados buscan venganza y justicia.

Análisis de Homo erectus rompe mitos

Desde 1936 se han encontrado más de 100 fósiles de H. erectus en Sangiran, Indonesia y, de acuerdo con el análisis de descomposición, una gran cantidad de investigadores lo colocan en la isla desde hace aproximadamente 1.7 millones de años; sin embargo, un nuevo estudio dice lo contrario.

Los investigadores, dirigidos por el paleoantropólogo Shuji Matsu’ura, del Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia en la ciudad de Tsukuba, Japón, analizaron granos minerales volcánicos de las capas de sedimentos donde se encontraron fósiles de H. erectus, asegurando que la fecha correcta de aparición fue hace 1.3 millones de años, 300 mil años después de lo que se esperaba.