La historia de amor entre los personajes Tony Manero y Stephanie Mangano, interpretados en el musical Fiebre de Sábado por la Noche por Alex Sirvent y Lisset, llega a México con un brío renovado, sin perder la esencia de los años 70 cuando se usaban los pantalones acampanados y se escuchaba la música de los Bee Gees.

Los clásicos tienen toda la magia en el escenario, afirma la actriz Lisset, quien es coprotagonista de la obra que está enfocada en ser un show multimedia, con orquesta en vivo.

“La magia de los clásicos justamente es la música en vivo, son los elementos, son las historias tradicionales, son las historias atemporales, toda la gente que participa en escena y también ahora después de pandemia es todo un logro”
LissetActriz y cantante

En escena, la actriz se toma una licencia para hacer referencia a la canción “Nada Personal”, que hizo con el maestro Armando Manzanero y con la que catapultó su carrera artística.

Lisset considera que existe un “Dios del Teatro” al que se debe tener veneración. El teatro hace sentir pasión y por eso el arte escénico sobrevive a todas las crisis desde hace muchos años.

“Si hay alguien que nació en el teatro, se formó en el teatro, tiene pasión, este amor, esta veneración y todo por el teatro, soy yo. Digo que si esta pasión no existe, ni se suban. Todo el tiempo te tienes que estar preparando, debes tener un respeto único, tienes que venerarlo, que llevar al ‘Dios del Teatro‘ y siempre para la gente, toda esta preparación para darle entretenimiento a la gente”, apunta la actriz.

En la puesta en escena participan más de un centenar de personas. Hay en el escenario una veintena de actores que van mostrando la historia conocida que en los años 70 representó John Travolta, pero con un estilo muy actual.

Memo Ríos interpreta a Monty, un disck jockey que improvisa con las rimas al estilo del comediante, pero que va hilando la historia y organiza el concurso de baile que enlaza a los protagonistas.

“El actor, el comediante y el cantante se juntaron en esta obra, que van a ver no solamente las generaciones de nuestra edad, las nuevas y las maduras y las más grandes, están siendo sorprendidas. Eso es todo lo que te puedo decir. Vengan a ver, porque no sólo es la nostalgia, es el impacto de la música en vivo, el impacto del mensaje de Fiebre de Sábado por la Noche”, explica el rockero y comediante, quien afirma que cayó a modo con el personaje.

Memo Ríos platica que este personaje representa un reto en el que puede dar a conocer una parte poco conocida para el público.

“Tengo el bagaje del teatro, la gente no lo sabe, yo estudié actuación en Estados Unidos tres años, en Hollywood. Estoy muy acostumbrado a las tres cosas, pero esto me obligó a desafiarme. Si no tengo desafíos, yo dejé de hacer centros nocturnos porque para mí ya no son desafíos”, expone.

“Monty, el personaje que yo hago, es el DJ, que es muy diferente lo que estoy haciendo a lo que él hacía, él en realidad no era una persona muy amigable, se dedicaba a vender droga en la discoteca. Aquí no, aquí el Monty es familiar, utiliza el humor que no lo utiliza ningún Monthy, ni el de Inglaterra ni los originales. Entonces, estoy en mi apogeo”, explica el también cantante.

Fiebre de Sábado por la Noche, una obra bien cuidada

El productor teatral Gerardo Quiroz cuida cada detalle de la obra para que todo esté en orden. En la función de las 1000 representaciones observó la obra y tenía un aparato de comunicación para dar indicaciones.

“Si te dedicas a la producción, lo que está bien planeado tiene que ejecutarse a la perfección. Cuando no hay orden desde tu preproducción puede, desgraciadamente, ocasionar falta de calidad en lo que el público va a consumir y aquí lo importante es que el público venga dos horas a olvidarse de cualquier problema, a entretenerse, a reír, a pensar, a reflexionar, y no quizás a pasar un mal momento por algún detalle de organización”, explica.

Quiroz afirma que el trabajo del productor tiene que ver con metodología, logística, supervisión, coordinación y disciplina.

Platica que Fiebre de Sábado por la Noche ha estado en varias ciudades y planea una gira internacional. La obra se había suspendido en 2020 con la llegada de la pandemia, pero hoy sale a la pista con la música de los Bee Gees para agradar al público mexicano que asiste al Teatro Centenario Coyoacán.

El musical ofrecerá algunas funciones especiales jueves y viernes. Consulta cartelera

“Somos ahora más cuidadosos, apreciamos más lo que tenemos porque esta puesta en escena se suspendió justamente dos semanas después de haber sido estrenada, en marzo de 2020, tuvimos que cerrar nuestras puertas y ahora estamos de regreso prácticamente dos años después. Es festivo. Tenemos muchos cuidados, pero también ha sido un regreso lleno de emoción y de amor, es una compañía muy solidaria conmigo, son muy fieles y la verdad es que me encanta que estemos juntos y que sigamos adelante, y lo estamos disfrutando mucho”, afirma el también actor.

“Queremos que el público venga y esté con nosotros. Esto es una primera temporada de 100 representaciones, pero la puesta en escena continúa en octubre, continúa en noviembre y, si Dios quiere, también seguiremos con la gira internacional. Vamos a ir a Bolivia, vamos a ir a Perú y Dios quiera y sigamos en Colombia y en Ecuador, como el público lo está solicitando”, apunta.

Toma nota

Fiebre de Sábado por la Noche se presenta:

Sábados, a las 18:30 horas

Domingos, a las 17:00 y 19:00 horas

Te puede interesar: Vive la batalla musical de “Los Caballeros del Zodiaco”