Las Iluministas es un proyecto que busca responder al tema del COVID-19 desde una perspectiva feminista.

El vínculo entre feminismo y arte surgió en los países anglosajones a finales de la década de los años 60 y principios de los 70, con la llamada “Segunda Ola” feminista. Tuvo sus primeras expresiones con las propuestas de artistas como Judy Chicago o Mary Kelly, quienes buscaban la visibilidad, reeducar la mirada para que los cuerpos de las mujeres dejaran de ser considerados como objetos de consumo visual y adquirir un mayor protagonismo en los ámbitos de la cultura y la realidad social.

Gracias a estos esfuerzos, las mujeres fueron ganando una presencia en el mundo del arte, son las voces y manifestaciones que hoy se pueden ver en marchas y actos de colectivos feministas. Hicieron de la brillantina, la recuperación de símbolos y la apropiación del cuerpo para alzar la voz, en banderas de su lucha.

Bajo esta idea surge el año pasado Las Iluministas, proyecto interactivo cuyo propósito es brindar un espacio donde el arte feminista mexicano tenga cabida, conectar redes e invitar al público a conocer y relacionarse con estas propuestas.

“Inició por una convocatoria de una universidad de Inglaterra donde trabajo, estaban buscando colaboraciones entre artistas y activistas que respondieran al COVID. Contacté a Alicia, quien, además de ser mi amiga, es socia del proyecto, invitamos a las mujeres para responder a la pandemia desde una perspectiva feminista”, detalla Tallulah Lines, artista visual y activista.

Tanto para Tallullah como para Alicia Salgado, psicóloga y activista, uno de los temas importantes a destacar ha sido cómo la violencia de género fue en aumento durante el último año en todo el mundo, convirtiéndose en la mayor causa de muerte de mujeres entre 19 y 44 años. Cuando se quita la vida a una mujer, se le quita mucho más: su nombre, su historia, sus intereses, su identidad, sus esperanzas y sueños.

Ambas, junto a Pink Collar Gallery, realizaron este año una convocatoria para que artistas mexicanas e inglesas colaboraran y así, a través de la expresión artística, se cambiara la narrativa al feminicidio, con el fin de erradicar mitos y creencias falsas.

“El arte es muy importante en la comunidad feminista, entonces queríamos seguir alimentando esta pasión y creatividad. Como feministas sabemos que el feminicidio está muy presente, para muchas personas es algo que ignoran, hacen excusas, pero la violencia de género es un problema sistemático y mundial, estamos lidiando con gobiernos y autoridades, sociedades que culpan a la mujer y no lo toman en serio. Lo bueno del arte es que te permite ver cosas desde otra forma, crea empatía”, aclara Alicia Salgado.

Este año recibieron cerca de 100 propuestas para realizar murales, posters, performance, intervenciones digitales, piezas de audio y video, así como ilustraciones y fotografías; son piezas que desean poner en las calles para que la gente acceda a estas expresiones y se enteren sobre la verdad del feminicidio, ya que dan una visión que resulta totalmente diferente a cómo se ha abordado en los medios.

“Me parece interesante hablar de este tema porque necesitamos visibilizarlo, que la gente entienda que no se está matando a las mujeres porque salen de noche, usan cierto tipo de ropa, porque tienen un estilo de vida particular, por las múltiples excusas de siempre, las matan porque son mujeres, porque el hombre siente derecho de ellas, de tomar nuestro cuerpo y vida como si fuéramos parte de ellos, como si no tuviéramos las mismas oportunidades y capacidades que ellos”, opina Salgado.

Tallullah y Alicia quieren, a través de Las Iluministas, crear una red de apoyo, tanto para artistas como para mujeres que se quieran expresar a través del arte, pues confían en que se trata de una poderosa herramienta del activismo.

“Apoyamos totalmente a que se necesitan más espacios, crearlos e involucrar a más mujeres en la creación del arte. Las luchas principales son contra el feminicido, pero también por el aborto seguro, son cosas que van relacionados a nuestros cuerpos, y usarlo al activismo, al crear arte, y en actos como performance da más sentido a nuestras acciones como activistas”, reflexiona Tallulah Lines.

Comisiones de las Iluministas

En total participaron 49 mujeres de Reino Unido y de los estados de Quintana Roo, Ciudad de México y San Luis Potosí de México

» San Luis Potosí: Janín Garcín ¡Vivas nos queremos!

El mural surge a partir de una investigación realizada sobre los feminicidios en Ciudad Juárez. Janín captó imágenes que muestran a las madres en la búsqueda de sus hijas, porque en este arrebato de la vida no sólo se llevan a una, se llevan, el día y la noche de las madres que buscan respuestas y justicia.

“Su mural está junto a las vías del tren por donde pasa La Bestia. El primer día, un tipo en su bicicleta las violentó verbalmente, las amenazó diciéndoles que iba a rayar el mural, y así amaneció, en las palabras donde dice “justicia, memoria y verdad”. Ella decía que es muy triste que suceda esto, pero también reconfortante que las mujeres se unieran. Y sí qué coraje que el tipo se sienta con la autoridad de poderlas violentar, le da tanto coraje que podamos alzar la voz y defendernos. La única forma en la que pueden mostrar su enojo es violentándonos”, cuenta Alicia.

»Ciudad de México: Yellow Girl. Yo soy mía

Es un performance que busca llevar el feminicidio a las calles. Así Yellow Girl aparecerá en diversos espacios sin moverse durante 110 minutos, haciendo alusión, cada 10 minutos y a través de un altavoz, a las mujeres que son asesinadas cada día, durante el acto estará la leyenda “no aparecemos muertas, nos matan”.

“La artista nos compartía que fue un proyecto familiar, esto me parece muy simbólico, que las mujeres de su familia la acompañen, porque las generaciones de antaño no tenían tanto esta sensibilidad, pero creo que, por lo que nos comparte, es un proceso bonito porque es con amor”, aclara Alicia.

»Ciudad de México. Mine y Fru. Estamos vivas y vivas nos queremos.

Entrega de certificados de supervivencia a las mujeres y cuerpas disidentes en este Estado feminicida.

Las artistas invitaron a las transeúntes a llenar un “Certificado de supervivencia”. En él se dio fe de haber sobrevivido a la violencia machista del sistema patriarcal, a la vez que denunciaron los motivos personales, plantearon propuestas y manifestaron el deseo para todas en el futuro. La acción se llevó a cabo en Ciudad Nezahualcóyotl (Edomex), Tláhuac y Xochimilco.

“Llenar el certificado es muy fuerte, genera muchas emociones porque piensas ¿por qué tendría que llenar un certificado de que estoy viva?, ¿por qué tendría que alegrarme porque no me maten? Estas cosas no tendrían que estar sucediendo. Pero las fotos que nos mandaron y compartían sobre las personas que se acercaron fue reconfortante darnos cuenta que las mujeres sí tienen miedo de hablar, pero cuando encuentran estos espacios lo hacen y expresan su coraje, dolor y miedo, se dan cuenta que no están solas”, abunda Alicia Salgado.

En conexión

FB: Las Iluministas

IG: @las_iluministas