Un volcán erosionado del que sólo queda la lava que se solidificó y formó hace 10 millones de años es lo que hoy se conoce como la Peña de Bernal, en el estado de Querétaro.

Considerado el tercer monolito más grande del mundo, es visitado cada semana por turistas de muchas partes de la República y del mundo con el objetivo de subir sus casi 300 metros de altura por sus sinuosos caminos.

El pueblo mágico de Bernal, ubicado en las faldas del monolito, se encuentra a 52 kilómetros de la ciudad de Querétaro.
El pueblo mágico de Bernal, ubicado en las faldas del monolito, se encuentra a 52 kilómetros de la ciudad de Querétaro.
El ascenso y descenso a Peña de Bernal es por ondulados caminos que resultan de difícil acceso.
El ascenso y descenso a Peña de Bernal es por ondulados caminos que resultan de difícil acceso.
Los últimos metros de la peña son completamente verticales, ideales para los que practican escalada deportiva.
Los últimos metros de la peña son completamente verticales, ideales para los que practican escalada deportiva.
Los visitantes recurren a la cima para cargarse de energía, en especial en días como el 21 de marzo.
Los visitantes recurren a la cima para cargarse de energía, en especial en días como el 21 de marzo.

También puedes leer: La belleza monumental de Arcos del Sitio