Por mucho tiempo, la sexualidad y el placer han sido temas tabú, se han abordado de manera casi secreta, en voz baja, y aún son pocos quienes lo hablan abiertamente; como el caso de la masturbación, mal vista o, incluso, prohibida, debido a los mitos y prejuicios que por generaciones se van transmitiendo.

Sin embargo, con el paso del tiempo, esta concepción ha cambiado, y con ello se abren nuevas posibilidades para ver y vivir la sexualidad. Bajo esta idea, y con la firmeza de que el placer puede ser una herramienta de autoconocimiento, Iraís Bermejo y Anabel Venegas crearon La Eroteca, un espacio seguro para hablar desde la libertad del goce y del deseo sin los preceptos heteronormados.

“Nosotras somos una generación que crecimos con esta idea de que la masturbación estaba prohibidísima, existían alternativas, pero enfocadas como a cierto público, la mayoría hombres, y yo siempre fui una persona muy curiosa de mi cuerpo, del placer y el erotismo, pero nunca encontraba un espacio como al que yo pudiera sentirme cómoda y sobre todo segura”, platica Iraís Bermejo a Reporte Índigo.

“Lo que queremos es que sea un proyecto integral en el que las personas que lleguen con nosotras se sientan en confianza, seguras para poder experimentar el placer y su sexualidad más allá de tabúes o mitos”
Iraís BermejoCreadora de La Eroteca

El poder del activismo desde el placer en La Eroteca

La Eroteca es un espacio virtual fundado en abril de 2020, en el que invita a las personas a acercarse y explorar la sexualidad y el placer desde un lugar más consciente y libre. Su principal objetivo es ser una plataforma del bienestar y de educación sexual.

“El activismo del placer también es político. Cuando hablamos de que el placer es una forma de darnos control, poder sobre nuestro cuerpo, hablamos de romper muchas barreras. Para nosotras el placer es poder y el poder es una forma de manifestarnos”, expresa.

Asimismo, este espacio difunde la sexualidad positiva desde un enfoque educativo, corporal e incluyente, pues Iraís reafirma que ahora, más que nunca, se debe practicar la inclusión desde todos los sentidos, no sólo hablando de género, sino de corporalidades, porque todos los cuerpos son válidos y pueden tener placer.

En este sentido, el proyecto une a varias y varios expertos, como sexólogas y educadores sexuales, como Fabiola Trejo, quien es una de las pioneras al nombrar la sexualidad positiva como una forma de quitar el estigma de verla como algo negativo o sucio. Tiene que ver con la conciencia corporal, personal de cómo la sexualidad influye en la vida y las relaciones con las y los demás.

“Hoy en día estamos hablando de nuevas formas de relacionarnos, de vincularnos y todo esto se ha desprendido de la sexualidad positiva. Como la OMS lo menciona, también habla de que no solamente la salud sexual tiene que ver con prevención de enfermedades o de embarazos, sino entender que el placer, la satisfacción, el consentimiento y la seguridad tienen que ser pilares de cualquier interacción sexual”, abunda.

Al ser un concepto relativamente nuevo en México, pero que ya lleva casi 10 años, es de suma importancia para la Eroteca comenzarlo a utilizar y que cada vez más personas se sumen a esta conciencia.

Para ello, el proyecto también promueve la campaña Activistas del placer y que la gente entienda que la sexualidad plena también es el reflejo de una salud integral, es decir, es un reflejo de una mejor salud física, mental y emocional.

“Estamos hablando que la sexualidad positiva habla de tres pilares: educación, conciencia e integrar el placer como parte fundamental del desarrollo”, comenta.

La Eroteca también promueve la campaña Activistas del placer que busca concientizar a la gente sobre la sexualidad plena

El mundo de la autoexploración

La pandemia sí marcó un antes y un después en el sentido del autoerotismo. Durante estos meses hubo un incremento del 60 por ciento en las ventas de juguetes sexuales, sobre todo enfocados al placer femenino, como succionadores o estimuladores de clítoris, esto, a decir de Iraís, indica una realidad que casi no se manifiesta, pues hay una brecha de lo que se entiende como placer masculino y el femenino.

Este aspecto también es abordado desde La Eroteca y lanzar como bandera de ser las y los generadores del placer propio y del cuidado del cuerpo.

“Son cuestiones que tienen que ver con la sociedad, política, y que muchos años han estado por debajo del agua, el placer ha estado delegado y es muy importante; gran parte de los problemas en las parejas derivan de que hay una insatisfacción sexual. Cuidar nuestro cuerpo y ser los y las propias generadoras de nuestro placer nos va a ayudar a relacionarnos mucho mejor”, expresa.

Y precisamente experimentar con los juguetes sexuales puede ser un gran paso. Durante el confinamiento muchas personas se acercaron a Iraís y a Anabel para pedir asesorías. Llegaron casos que con el estrés y el trabajo en casa difícilmente podían mantener una buena salud sexual.

Algunos juguetes sexuales imitan la lengua, el tacto humano, tienen temperatura, textura, y sobre todo son seguros pues están hechos de silicón grado médico

En el caso del placer femenino se ha abierto una ventana de oportunidades, pues a partir del año 2000 y con resonancia magnética del clítoris se descubrió que es un órgano cuya única función es dar placer. Por ello, en la Eroteca se especializan en orientar a las mujeres en encontrar su juguete ideal, muchos de ellos ya imitan la lengua, el tacto humano, tienen temperatura, textura, y sobre todo son seguros pues ya están hechos de silicón grado médico.

“La realidad es que las personas con vulva, la mayoría tenemos placer y orgasmos vía clítoris, entonces esto lo que habla es que no necesitas penetración para tener un orgasmo, y se cambió el desarrollo anatómico de los juguetes. Hoy en día con un succionador puedes sentir mucho más placer que con dildos”, declara.

Sin duda, Irais reafirma que el feminismo ha tenido un papel fundamental en su vida y en la construcción de La Eroteca.

“Podemos dar gracias al feminismo porque no todo el placer tiene que ser de la misma forma y no todas lo experimentamos igual. Hay una diversidad en el placer y creo que apenas estamos empezando y qué maravilla que nos está tocando vivir en esta época”.

“Qué mejor que empezar el 2022 con salud, salud sexual, placer, endorfinas, creatividad, porque otra cuestión que tampoco se menciona es que la energía sexual es la energía de la creatividad, la creación puede cambiar la forma como nos relacionamos con las demás personas”, concluye.

Encuentros seguros

Durante todo este año se creó una comunidad que va más allá de vender objetos del placer en línea, sino a crear talleres, conversaciones y experiencias únicas como El Festín.

“Es un encuentro libre de cualquier violencia y hostigamiento donde las personas puedan ver, sentir y oler nuevas experiencias para crear nuevos imaginarios y conectar con el deseo”, explica Iraís Bermejo.

En conexión

IG: @laeroteca

TW: @laeroteca

WEB: https://laeroteca.mx/

También puedes leer: Estas eran las prácticas de la sexualidad en la época prehispánica; el placer era un don divino