Las excusas para no tener una mascota por vivir en un lugar pequeño, por no tener espacios o lugares para llevarla a pasear o por estar alejado de áreas verdes ya son cosas del pasado, pues la Ciudad de México ha demostrado que cuando se quiere, humanos y animales pueden convivir en paz y armonía.

Hasta hace algunos años, no existía una opción para poder salir a pasear a tu animal favorito fuera de tu casa o departamento.

Y es que cuando alguien decide tener una animal de compañía dentro de su hogar, piensa en las condiciones que éste necesita para poder desarrollarse de la manera más óptima.

Sin embargo, la cultura ha cambiado: Tótem, una comunidad pet friendly, aseguró que la Ciudad de México resguarda la mayor cantidad de lugares aptos para mascotas en toda América Latina.

Polanco, Roma Norte, Coyoacán y la Condesa son los lugares chilangos donde más se encuentran negocios que aceptan la entrada a las personas con sus mascotas.

A pesar de que el 70 por ciento de los hogares mexicanos tienen uno o más animales de compañía, los lugares pet friendly también han causado mucha controversia.

Para pasar la noche

Actualmente hoteles como Le Meridien Méxco City, ubicado en Paseo de la Reforma; Ar 218, en la Condesa, o Presidente Intercontinental, en Santa Fe, admiten a personas que quieran hospedarse con sus mascotas.

Pero como en todo establecimiento los hoteles piden que se cumplan ciertos requerimientos, como el que tus mascotas no sean agresivas, que estén domesticadas y hayan sido atendidas anteriormente por un médico veterinario o, incluso, que no duerman en las camas.

Estos requisitos varían dependiendo del lugar en el que hayas decidido establecerte con tu mascota, por lo que siempre es recomendable comunicarte antes al lugar y preguntar sobre los servicios y restricciones que piden.

Cuando da hambre

La molestia de las personas que no están de acuerdo con los establecimientos pet friendly es debido a que en lugares como los restaurantes, la limpieza, los ruidos o posibles peligros que puedan ocasionar los animales, como el que muerdan a alguien, sucedan mientras visitan el lugar.

Cada dueño que ingrese a un establecimiento de comida con su mascota debe llevarlo con una correa o un bozal, ya que si llega atacar a alguien, el dueño del animal debe pagar por los servicios médicos. Además, debe supervisar que no se suba en las mesas o sillas del lugar.

En el país hay 25 mil animales de compañía, de los cuales el 84 por ciento son perros. Por lo tanto, hay lugares como Puppies & Cream, en Coyoacán y Bow Wow Deli, en la Roma Norte, especializados en preparar comida sólo para el consumo canino y en donde es seguro que no te encontrarás con las personas que no les gusta ver a los animales en estos sitios.

La ley en México

Coordinar con las dependencias del Gobierno de la Ciudad de México la ubicación de espacios públicos para la recreación de animales de compañía, es una de las funciones que El Consejo de Atención animal debe cumplir, de acuerdo con el artículo 75 de La ley de Protección a los Animales de la Ciudad de México.

Como nuestro país es la cuarta nación del mundo con el mayor número de personas con animales de compañía, la industria pet friendly no sólo abarca hoteles y restaurantes, sino también parques, centros comerciales e incluso algunos bares.

Ahora ya conocen algunas de las mejores zonas y lugares para poder convivir junto con su mascota más allá de los parques y las calles de la CDMX.