¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

‘La chamba del teatro es salir de la tragedia’

José Pablo Espíndola

Itari Marta, actriz y directora del Foro Shakespeare, comparte cuáles han sido las habilidades y capacidades que les han permitido llegar a un aniversario más. Además, cuenta cómo se prepara este recinto cultural para enfrentar la llamada ‘nueva normalidad’


Jul 15, 2020
Lectura 6 min
portada post

El Foro Shakespeare cumplió 37 años en medio de la incertidumbre. Luego de pelear porque no fuera cerrado y de que estuviera inactivo año y medio, este recinto cultural sigue demostrando que su historia, al igual que la del teatro, es de resistencia.

Itari Marta, actriz y directora del Foro junto con Bruno Bichir, asegura que lo que ha aprendido durante todo este camino recorrido es a tener calma para poder imaginar. Porque cuando se siente estresada, encerrada, sin opciones ni salidas para donde correr, el reto es tranquilizarse, bajar la emoción y tratar de clarificar la mente e imaginar nuevas opciones o soluciones para los problemas.

Bruno Bichir e Itari Marta han impartido clases magistrales y de actuación, además de talleres sobre actividades sociales

“Lo que a nosotros nos ha pasado es que nos enfrentamos una y otra vez con situaciones nuevas y, entonces, tienes que crear soluciones nuevas, porque no conoces la respuesta a eso y tienes que abrir mucho tu cabeza. Al final, la chamba del teatro es salir de la tragedia”, afirma Itari Marta.

A la actriz le gusta mucho la frase de “la tragedia es falta de imaginación”, porque tiene que ver con adquirir la capacidad para crear soluciones nuevas, habilidad que maneja a la perfección por su camino en el Foro Shakespeare.

Ante las crisis, este recinto cultural ha tenido que adecuarse a las circunstancias de manera muy rápida para enfrentarlas mejor. Por ello, presenta el MNFSTXIX (Manifiesto XIX) con “19 VISAGRAS” para hacer teatro, apelando a un modelo distinto de producción y de creación, que responda a la urgencia de esta crisis y a la necesidad venidera de hacer teatro para todos todo el tiempo.

“Este MNFTXIX lo creamos desde que tuvimos que cerrar el Foro Shakespeare y habla de las imposibilidades que tenemos para producir un proyecto, que tienen que ver con procesos muy burocráticos y con la procuración de fondos, ya que hay muchos proyectos que se quedan en el tintero porque los productores tenemos un camino muy largo para que vea la luz”, explica Marta.

Lo que hicieron en ese manifiesto fue un poco tratar de ir a la esencia del teatro, que lo que se priorizara fueran los actores, su capacidad de crear en un espacio vacío y, en el sentido de producción, que se dejara de producir basura, de generar un universo en donde estén más bien desperdiciando elementos.

“El Foro Shakespeare tiene una bodega de escenografías que se usaron 30 funciones y ya luego no se volvieron a utilizar; entonces, un poco también es invitar a que los modelos de negocio sean mucho más redituables, sustentables, un poco reaccionando a la época actual. Tenemos que cambiar nuestros valores, la forma en la que producimos y consumimos”, enfatiza la directora.

Si bien, en el documento se habla de los métodos de producción, de cómo hacerlos viables para que vean la luz sin tanta maquinaria, al mismo tiempo reacciona a ciertos principios importantes, como el de la violencia de género, el reciclaje y la colaboración entre los participantes.

“Para nosotros es todo un universo, pero finalmente sí se traduce en cómo hacer proyectos de buena calidad, respetando esa magia que tiene el teatro, pero sin que sean inversiones muy altas o incosteables, de tal suerte que no podamos seguir produciendo o generando nuestras fuentes de empleo”, indica.

Preparados para la ‘nueva normalidad’

Itari Marta considera que este mundo cambió y los que van a sobrevivir son aquellos que se modifiquen junto con esta “nueva realidad”, aquellos que se den cuenta cómo es y que reaccionen ante ella, que entiendan que existe un antes y un después de la pandemia. “Tenemos que arriesgarnos, no creo que sea una opción quedarse en el camino y esperar”, dice

De entrada, para enfrentar esta “nueva normalidad”, la actriz está súper informada y atenta a cómo se mueve el mundo, a cómo se mueve el teatro en otros países. “Creo que la información y la observación es el primer punto del método científico, y a mí me encanta, por algo existe y, entonces, lo sigo”, comenta.

También acepta que el mundo digital llegó para quedarse. Así que considera que habrá que incorporar todos los recursos online para dignificar su trabajo, agregando las nuevas herramientas de socialización que hay.

“Estamos montando varios proyectos online, pero queremos hacerlo con dignidad, con un diseño específico para ese medio; entonces, sin duda, tendremos que especializar nuestro trabajo en los diferentes escenarios que se están presentando ahorita y capitalizarlo”, argumenta la actriz.

La necesidad del teatro

El confinamiento que se vive en gran parte del mundo ha enfatizado la importancia del contacto humano, de estar cerca de otra persona, porque no tiene comparación el poder verla a los ojos y abrazarla; por ello, el teatro es valiosísimo, ya que invita a tener un encuentro en vivo, mágico y excepcional.

“Para mí, este tiempo sola, aislada, me ha hecho dimensionar la importancia de tener a un ser humano respirando a lado mío o viéndome a los ojos y esto está conectado con muchos otros valores; es decir, vivimos en una sociedad que es individualista, consumista, a la que no le importa la naturaleza y en ese sentido estamos viendo la importancia de ver lo esencial, de conectarse con la naturaleza, con el cuerpo, con las emociones, con tu historia, y todo eso es el teatro, reconectarse con uno, con ese universo”, afirma la directora del recinto.

Al final, el teatro es una crónica y un reflejo del presente, que ofrece la posibilidad de guiar, porque permite imaginar nuevos mundos posibles.

“Eso hará que todos regresemos a él, porque después de encontrarnos con nosotros mismos, vamos a querer confrontarnos o enfrentarnos con otras personas que también se modificaron, juntos en colectivo, en vivo, vamos a hacer eso que llamamos nueva vida”, indica Itari Marta.

También puedes leer: Otra forma de hacer teatro para seguir adelante

Comentarios