¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

2020Vision

Kanye West, el candidato fugaz de EU

Fernanda Muñoz

A menos de un mes de haber anunciado su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, el papel del rapero Kanye West en la política parece haber terminado; sin embargo, no se descarta que vuelva a regresar al sector a pesar de que especialistas aseguran que los norteamericanos no deberían darse el lujo de aceptar a alguien sin la experiencia para gobernarlos


Jul 17, 2020
Lectura 5 min
portada post

El pueblo estadounidense está cada vez más cerca de decidir su futuro y votar por su próximo presidente, un cargo que, por meses, han estado peleando empresarios y políticos, pero también una persona en particular, el rapero Kanye West.

Mientras que el pasado 4 de julio el también productor anunciaba vía Twitter que se postularía a la presidencia, causando revuelo en redes sociales, a menos de un mes su lugar en la carrera política empezó a tambalear.

“Cualquier candidato que se presenta a la presidencia por primera vez pasa por estos altibajos”, dijo a New York Magazine Steve Kramer, uno de los miembros del equipo de campaña del rapero, al declarar que la candidatura de West había terminado.

Y aunque Kramer dio por finalizada la postulación de Kanye, el intérprete no ha oficializado esa postura, la cual, de ser confirmada, no lo alejaría por completo del sector político de los Estados Unidos.

“Veamos si la designación es en 2020 o en 2024, todo depende de Dios. Si gano en 2020, es gracias a él, y si lo hago en 2024, es por él, porque él así lo citó”, declaró el propio Kanye, a tan sólo a unos días de anunciar su candidatura.

De acuerdo con la internacionalista Norma Soto, la decisión inicial del rapero de unirse al sector político pudo haber sido incitada por todas las postulaciones y cargos anteriores que han tenido otros personajes del entretenimiento, como Ronald Reagan, un actor que logró llegar a ser el presidente número 40 de Estados Unidos.

Como candidato, sus puntos favorables eran que además de ser famoso, tenía el dinero para pagar su campaña y que diferentes personas podían impulsarla, como su esposa (Kim Kardashian)

- Norma Soto

Catedrática de la Universidad La Salle

Para ella, otro punto favorable en Kayne West era que, a diferencia de los otros candidatos, él conectaba más fácilmente con las personas gracias a su carrera como músico, pues podía transmitir diferentes mensajes a través de sus composiciones y de toda la gente que conoce en esa área.

Pero a pesar del gran alcance que Kanye ha tenido en la música, llevándolo a ganar hasta el momento 21 grammys, su carrera en la política es nula.

Aunque en la Constitución de los Estados Unidos de América no se especifica que para postularse se necesita contar con algún estudio, más que ser ciudadano estadounidense, tener más de 35 años y haber vivido en el país por al menos 14 años, contar con tablas políticas es una gran herramienta para seguir avanzando en la contienda.

“Si bien es cierto que para ser presidente de un país no se estudia y para ser político tampoco se requiere de una carrera, lo que sí importa son las tablas políticas (…) Ya lo están viendo con (Donald) Trump, un empresario prometedor en su momento, de mucho empuje, pero que con su falta de experiencia ha generado coyunturas políticas muy importantes en Estados Unidos”, dice la doctora en Relaciones Internacionales Arlene Ramírez.

Un cargo lleno de retos para Kayne West

deslindado de la pandemia por COVID-19. Y para superar estos retos, cada Estado necesita de la fuerza y del liderazgo de su presidente.

Tomando eso en cuenta, la también catedrática del Tecnológico de Monterrey, Arlene Ramírez, señala que en estos momentos los ciudadanos estadounidenses no pueden darse el lujo de apostarle a un mandatario sin experiencia de gobierno, como lo hubiera sido el rapero.

De acuerdo con ella, si en algún escenario fuera Kanye West el presidente, los poderes Legislativo y Judicial se hubieran hecho cargo de gran parte de las problemáticas gubernamentales, ya que son las instancias que aceptan o no cualquier iniciativa del Ejecutivo.

Para Kanye, uno de los temas con los que más urgencia debería trabajar el gobierno es en la igualdad racial, y más aún cuando se siguen registrando día con día asesinatos y maltratos hacia las personas de color.

“Aunque una persona tenga las mejores intenciones y sea alguien genuino, se requiere a alguien con fuerza para saber controlar todos estos temas de coyuntura que actualmente vive Estados Unidos, donde se requiere toda una reconstrucción de sus instituciones públicas”, detalla la doctora.

Por su parte, la internacionalista Norma Soto resalta que aunque tal vez las intenciones del músico al lanzarse como candidato eran buenas, lo único que sacó de este acto fue ganar mucha más publicidad, y no nada más hacia su música o marca de ropa, sino para su futura carrera en la política.

Seguir en el camino republicano

De haber avanzado con su candidatura, Kanye West se hubiera presentado como un candidato independiente, pues el partido que siguió por años, el republicano, ya está ocupado por Donald Trump, y al demócrata nunca lo ha conquistado.

Para él, el lado demócrata siempre ha intentado victimizar a los afroamericanos al señalarles que los republicanos siempre los denigrarán. “Fui amenazado como hombre negro en el partido demócrata. Eso es lo que le han estado haciendo a mi pueblo diciéndoles: ‘si no votas por mí, no eres negro’”, declaró Kanye.

También puedes leer: Trump se presenta públicamente con cubrebocas por primera vez

Comentarios