Blonde, la biopic sobre la complicada vida de Marilyn Monroe, protagonizada por Ana de Armas, ha causado que muchos espectadores se pregunten qué hay de real en la película, pues el filme se basa en realidad en una novela biográfica, no en la vida real.

Blonde‘ se ha estrenado este 28 de septiembre en cine y cuenta la vida de la leyenda de Hollywood, Marilyn Monroe.

¿La escena de la violación de Blonde de Kennedy a Marilyn Monroe es real?

Evidentemente, la versión oficial dice que no; sin embargo, la película Blonde se basa en el libro de 1999 ‘Blonde: una novela sobre Marilyn Monroe’ de Joyce Carol Oates.

Y aunque fue evidente la relación de Marilyn con la familia Kennedy, aún no se ha podido confirmar la naturaleza de la relación.

Por tanto la escena de la película en la que John F. Kennedy viola a Marilyn que se narra en la novela de Joyce Carol Oates, no está basada en ningún hecho real; al menos no en uno comprobado.

Incluso puede haber repercusiones legales para los responsables de la película si los familiares de Kennedy denuncian.

Además, la relación de Marilyn Monroe con los hermanos John F. Kennedy y Robert F. Kennedy tiene muchas versiones.

Lee también: “Marilyn Monroe solo existe en la pantalla”, liberan segundo tráiler y nuevo póster de ‘Blonde’

Según la versión oficial, la actriz únicamente tuvo un encuentro a solas con el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, el 24 de marzo de 1962 en una fiesta celebrada en casa del cantante y actor estadounidense Bing Crosby en Palm Springs en California.

Al parecer fue en ese encuentro cuando Kennedy le pidió que cantara en su macrofiesta de cumpleaños el 19 de mayo de 1962, dos meses después.

Marilyn y Kennedy no se volvieron a ver hasta el 19 de mayo de 1962 cuando interpretó el mítico Happy Birthday en un escenario del Madison Square Garden.

La versión oficial dice que solo hubo dos encuentros públicos entre ambos; sin embargo, se sabe que hubo más y desconoce de qué tipo.

Por ejemplo, el psicólogo de Marilyn Monroe, Ralph Greenson, dijo el día de su muerte, al preguntarle qué había pasado un periodista, respondió: “pregúntale a Robert Kennedy”.

Pese a que más biografías han hablado de la relación entre la familia Kennedy y Marilyn con el paso de los años, la verdad es que la historia sigue siendo un misterio.