¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

gordosxelmundo

Gordos x el mundo ¡Por el placer de comer!

José Pablo Espíndola

A través de la cuenta de Instagram Gordos x el mundo, Alan Estrada y Manuel Espinoza comparten fotografías de comida con el objetivo de dar a conocer y promover la gastronomía local y los platillos más emblemáticos de cada lugar. Este año, publicarán la primera temporada en YouTube


Sep 17, 2020
Lectura 6 min
portada post

En un viaje que realizaron Alan Estrada y Manuel Espinoza Nevraumont a Jordania, en 2016, después de varios días de comer deliciosa y abundantemente, dijeron que en lugar de ser Alan x el mundo, serían Gordos x el mundo; broma que ahora es una realidad y que cuenta con miles de seguidores.

Un año después de ese viaje, pero ahora en Chile y con una pizza al horno, los dos decidieron crear formalmente la cuenta de Instagram @Gordosxelmundo, con el objetivo de dar a conocer y promover la gastronomía local, los platillos más emblemáticos de cada lugar y ofrecer un espacio para todos aquellos viajeros que aman probar la gastronomía de los destinos que visitan.

“Abrimos la cuenta de Instagram que es, básicamente, la rama que ahora tenemos y en donde publicamos contenido relacionado con la gastronomía del mundo, que al final, para muchísima gente, es una razón importantísima para hacer un viaje. Para mí, involucrar la gastronomía a la hora de viajar es lo que influye mucho en la experiencia de un viaje”, explica Alan Estrada, en entrevista con Reporte Índigo

Lo que hacen los creadores es retratar lo que comerían en un viaje, independientemente de si es algo muy gourmet o comida callejera; solo intentan que sean platillos originales, cosas típicas. En algunas ocasiones también aclaran rumores o malentendidos respecto a algunos platillos, como si los nachos son mexicanos o no, o si las papas a la francesa son de Francia o de dónde.

Estrada dice que por el tema de la globalización hay platillos que se han instalado en ciertos países a pesar de no ser de ahí, por lo que conocer la historia detrás de ellos es importante, aunque la mayor parte del tiempo se enfocan en las experiencias.

“Me da satisfacción ver cómo la gente está enamorada de beber y de comer y les fascina estar conociendo y compartiendo sus propios platillos locales, no falta el que sube ‘esta es mi hamburguesa favorita’, pero la banda se le va encima y dice ‘no, esa no es la mejor, porque la mejor es esta’; entonces, esa diversidad gastronómica que existe por ahí y que Gordos x el mundo pone en foco, creo que es lo que me gusta más”, afirma Manuel.

Si bien es cierto que existen personas que planean un viaje alrededor de la comida, ya sea porque quieren ir a un restaurante con estrella Michelin o que quieran conocer algún platillo exótico de la calle, los youtubers confiesan que ellos no lo hacen, pero reconocen que la comida sí forma un papel fundamental.

“Obviamente antes de partir veo cuáles son algunos de los platillos más típicos para que cuando esté allá los pruebe, algo del street food más famoso. Me gusta probar de todo y parte de la selección de lugares para visitar son los lugares para comer”, indica Espinoza.

Además de lo rica y deliciosa que puede resultar la gastronomía de los lugares, es una buena herramienta para conocer más de la cultura de un lugar. Por ejemplo, Manuel recuerda que tuvo la fortuna de ir una semana a Veracruz, a un lugar que se llama El Zapotal, que está a las faldas del Cofre de Perote, donde conoció a un señor que tiene un criadero de truchas.

“Nos llevó, tuvimos que bajar el cerro, y fue bien interesante porque yo no sabía que esa comunidad estaba a las faldas, que tiene ríos que llegan directamente del volcán, que tiene un bosque bien particular a nivel mundial que es bien raro en México y el mundo. Este tipo de experiencias son bien bonitas, porque a través de la comida logras conocer un poco más sobre el lugar”, comparte Manuel.

Gordos x el mundo Dispuestos a todo

Los creadores digitales invitan a la gente a que vivan experiencias nuevas a través de la comida y que prueben toda la diversidad que ofrece el mundo gastronómico, porque se pueden llevar una sorpresa, tal como le pasó a Alan Estrada.

En Taiwán, cuenta el también actor y cantante, comen algo que se llama Stinky tofu (tofu apestoso) que de verdad huele muy mal, al grado de que hay algunos lugares donde está prohibido. En un pueblito cerca de Taipéi, donde es conocido porque hacen este platillo, desde que se baja de la estación de tren huele muy mal.

“Es que el Stinky tofu básicamente huele como a excremento; entonces, es muy fuerte, pero sorpresivamente no sabe mal y es un platillo súper popular en Taiwán. Yo no soy muy fanático porque para mí el olor es algo muy importante, pero lo probé y me sorprendió que el sabor fuera tan distinto a como huele, por lo que creo que sí vale la pena en un viaje a Taiwán probarlo”, platica Estrada.

La gente también puede usar el hashtag #gordosxelmundo para compartir sus fotos y ellos seleccionan algunas y las publican en su cuenta para que las personas conozcan otras opciones, siempre y cuando utilicen su marca visual que es agarrar el platillo con la mano y dejando ver un contexto de dónde es.

“No compartimos todo, hacemos una curaduría y nunca recomendamos un lugar que nunca hayamos probado, es decir, todos los lugares que aparecen son cosas que he comido y que me gustan. Creo que al igual que en Alan x el mundo, mantenemos ese respeto por recomendar cosas que me gustan”, afirma Estrada.

Por su parte, Manuel comenta que le da mucha risa, “porque luego suena como a broma, pero hay gente que se toma selfies en el espejo y que tiene un poquito de sobrepeso y usa el hashtag #gordosxelmundo, pero fuera de eso, a las personas les ha encantado compartir todo lo que conocen a nivel gastronómico en sus viajes”.

Que todo sea diferente

Alan Estrada dice que existe mucha incertidumbre sobre cómo serán los viajes ante la crisis sanitaria que se vive, porque nadie sabe que va a pasar, hay estimaciones que indican que el turismo no volverá a ser lo mismo en al menos cuatro años; sin embargo, él espera que nunca vuelva a ser lo mismo.

“Espero que hayamos aprendido algo y entendamos que a veces ya se nos estaba pasando la mano en cuanto a capacidad de sobreturismo y hay muchísimas cosas en qué pensar; espero que volvamos a viajar de una mejor manera”, comparte.

También puedes leer: La Tv reinventa el estudio de la Gastronomía

Comentarios