En el mundo todos estamos conectados unos con otros. Cuando entramos a una página, servicio, o aplicación web, le hacemos peticiones a un servidor remoto, las velocidades de conexión pueden ser bajas y podemos tener problemas de disponibilidad o de acceso geográfico desde ciertos países.

El problema es que esos servidores remotos pueden no estar distribuidos de forma óptima por todo el mundo.

Cloudflare es una red de entrega de contenido que actúa como un intermediario entre el cliente y el servidor, la cual utiliza proxies reversos (reverse proxies) para crear copias espejo y cachés de sitios web. Eso permite distribuir las copias y que estén accesibles de forma rápida y segura a los clientes.

El problema es que cuando se cae Cloudflare, todas o algunas de las empresas que utilizan la red se ven afectadas y dejan de funcionar.

Cuando detectamos una caída en ese servicio o sitio web y este se mantiene durante unos minutos y se cae, lo más probable es que haya algún problema relativamente serio en la infraestructura de red que lo proporciona.

Ante el suceso, no hay mucho que podamos solucionar, es mejor tener paciencia, pues la dependencia de estas empresas es total para quienes las usan y para los usuarios, ya que son ellos quien tienen que reaccionar lo antes posible para restablecer el servicio.

¿Quieres saber que paginas o servicios tienen problemas para ser consultados? DownDetector te ayudará a saber.