¿Eres de pocos amigos o a tu familia no la invade el espíritu de la navidad en diciembre? De acuerdo con un estudio del Gabinete de Comunicación Estratégica, realizado en 2016, 81.6 % de los mexicanos realizan fiestas entre el 24 y el 25 de diciembre, dejando de lado al 17.9 % de los entrevistados que no tiene planes.

Si perteneces a los forever alone decembrinos, pero consideras que restringirse de los alimentos que se preparan en esta época no es una buena opción, te presentamos algunas opciones con las que puedes consentirte.

UBEREATS

La empresa de transporte Uber, de las favoritas de muchos de los habitantes de la Ciudad de México, buscó consolidar hace tiempo su imperio con la compra y entrega de alimentos.

Para tener acceso a UberEats, tendrás que tener una cuenta en Uber, y descargar la app en tu tienda virtual.

El servicio está disponible los siete días de la semana, pero el horario puede varias, según el del restaurante al que decidas comprar.

 

https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=1zXJj1M9KE3IzlVD67aKKqPqj3s0&ll=19.411392516720657%2C-99.2002779&z=12

SINDELANTAL

Directamente desde tu computadora, puedes tener acceso al menú de 300 restaurantes.

Para poder utilizar este servicio, deberás ingresar a la página https://www.sindelantal.mx, registrarte, e ingresar el domicilio al que quieres que llegue tu pedido.

Una de las ventajas de este servicio es que puedes pagar con tarjeta de crédito, monedero PayPal, o efectivo.

PARA LOS INTRÉPIDOS

Pero si luego de ver la última temporada de MasterChef, quieres aventurarte y preparar tu propia cena, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) pone a tu disposición un listado con los precios de los productos más representativos de la temporada.

Te dejamos algunos consejos, para que tu aventura culinaria no le pegue a tu bolsillo:

Siempre elabora un presupuesto. Recuerda que no es lo mismo pasar una velada solitaria, o cocinar para 6 personas.

Elabora una lista de todo lo que vas a necesitas: ingredientes, guarniciones y bebidas, y apégate a ella.

Refrigera tus sobras, éstas podrían alimentarte en días posteriores.

¡No hagas compras de pánico! De paso evitarás largas filas, tráfico en la calle y mala atención de los empleados de los supermercados.

Con información de PROFECO