¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
doPlay

MúSICA

En la música hay que ser combativos: Panteón Rococó

Fernando Franco

Panteón Rococó promociona su reciente disco Infiernos, el cual fue grabado de manera independiente y mantiene en sus letras la esencia de crítica social y resistencia que caracteriza al combo; la banda afirma que si el gobierno de AMLO hace las cosas mal lo denunciará


Jun 14, 2019

El ska, ese género musical que nació en la Jamaica de los años 60, antecesor del reggae, tiene en Panteón Rococó a uno de sus hijos predilectos debido a la peculiar fusión que los integrantes del combo realizan integrando punk, rock, cumbia y, últimamente, hasta bolero a sus rolas.

La banda, que vio la luz en 1995 y formó parte del llamado “boom del ska en México”, aquel que de la misma manera encumbró a grupos como La Tremenda Korte o Sekta Core, y que en su discurso defiende los postulados del EZLN, promociona 24 años después su más reciente disco, Infiernos

Reporte Índigo entrevistó a Leonel, Gorri y Misael, guitarristas y saxofonista de Panteón Rococó, respectivamente, quienes afirman que el sentido combativo y crítico que caracteriza a sus letras sigue vigente en su nuevo material con temas como “Manifestación”.

“Realmente para trascender en la música alternativa en México hay que ser combativos, hables de lo que hables en tus letras. El ser combativo se puede aplicar a muchas cosas y en nuestro caso hemos luchado para abrirnos espacio en la escena musical, durar 24 años y resistir”, afirma Misael.

Rococó en 4T

Los tiempos cambian, la música también y Panteón sigue, en plena cuarta transformación, con la línea trazada desde su primer demo Toloache pa´ mi negra (1997) con la rola “No te detengas”, en la que instan a denunciar todas las injusticias; o “La Carencia”, del disco Compañeros musicales (2002), uno de sus éxitos, en el que cantan “en un mundo globalizado, la gente pobre no tiene lugar…”

A lo largo de la historia de Panteón nos ha tocado vivir situaciones que retratamos en las canciones. No es una cuestión de adoctrinar a alguien, simplemente retratamos en las líricas lo que nos pasa como ciudadanos. Ahora que ha cambiado el gobierno tenemos que estar más atentos, poner el dedo en el renglón y seguir denunciando

- Leonel

Guitarrista de la agrupación

Para Gorri, Infiernos es un disco donde algunas letras retratan las injusticias que vive cierto sector de la sociedad, como en la canción “Manifestación”, que se realizó en el contexto de la represión de un grupo de trabajadores en el norte del país y de la “digna rabia” de salir a manifestarse a las calles.

“Hay cosas diferentes, que cambiaron, y de repente nos preguntamos qué tan vigentes continúan siendo los temas que grabamos, no yéndonos tan lejos, en la administración pasada y algunos lo siguen siendo, la gente se sigue manifestando, siguen cuestiones sin resolverse. En este momento estamos a la espera, vigilantes, aunque seguros de que el cambio viene de la sociedad civil. Si el actual gobierno actúa mal, Panteón lo denunciará”, aseguran.

Misael afirma que, en esta cuarta transformación, aunque hay gente que sigue al presidente “ciegamente” hay otro sector que, aunque votó por él, es crítico, algo que no se veía en otros sexenios.

El Panteón sigue siendo independiente

En el espectro musical, Panteón Rococó trabaja actualmente con una transnacional, Sony Music, exclusivamente en la distribución de Infiernos, el cual grabaron de manera independiente en el estudio llamado El Cocodrilo Solitario.

Al respecto, Leonel asegura que en el inicio de su carrera tocaron puertas de grandes disqueras pues creían que ese era el camino correcto, pero, “afortunadamente”, todas los “batearon”, lo que los instó a trabajar de manera autogestiva para sacar su primer disco independiente (A la izquierda de la tierra), lo que les gustó pues lo crearon, compusieron y produjeron a su manera.

Sin embargo, no todo ha sido miel sobre hojuelas y la independencia también le ha cobrado factura al Panteón, pues en el inicio de su carrera una distribuidora independiente vendió su primer disco sin darles un peso por ello, lo que devino en una falta de recursos para lanzar su segundo material.

“Después del robo, apareció Sony BMG, con ellos hay una relación de necesidad mutua pues tienen a una banda de gran nivel y nosotros un gran distribuidor. Saben qué pedirnos y qué no, respetan los límites. De nuestra parte les entregamos un producto con calidad”, dicen.

Una alineación única

La banda es de las únicas en el ska que se puede jactar de mantener intacta su alineación. En un inicio eran 10 integrantes de los cuales, 24 años después, quedan ocho en un entorno difícil, de desencuentros ocasionales, pero de camaradería.

Al respecto, Leonel considera que es difícil mantenerse, pues, aunque les gusta viajar por la carretera y lo hacen continuamente en las giras, en las relaciones humanas las fricciones son comunes.

“Con la estructura zapatista, como ejemplo, fuimos creando comisiones de trabajo entre nosotros mismos, Misael se encargaba de los medios, alguien más del ensayo, otro de conseguir los toquines; así funcionamos durante años”, confiesa Gorri.

“Encontrar el equilibrio entre los compañeros es difícil, pero lo que es importante es hacer música por gusto. Nosotros no cobramos ni un peso durante años; sin embargo, no sufrimos, lo vimos como una aventura que al final se convirtió en nuestro oficio”, comenta Misael

¡LIVE!

TE RECOMENDAMOS LEER: EL STREAMING DEBE PAGAR MÁS


Notas relacionadas

Ago 24, 2019
Lectura 2 min

Ago 23, 2019
Lectura 2 min

Ago 22, 2019
Lectura 2 min

MúSICA

Conoce el fuego de Kunyaza

Fernando Franco


Ago 22, 2019 Lectura 2 min

Comentarios