¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LongLiveTheBat

El valor del cómic

Hidalgo Neira

Batman celebra 80 años de existir como historieta, además de que el número mil de Detective Comics fue puesto en circulación, por lo que pareciera que la novela gráfica está más vigente que nunca; expertos explican cómo los consumidores en México siguen estas lecturas que no sólo son para un público juvenil


Abr 15, 2019
Lectura 6 min
portada post

El 2019 definitivamente es el año de DC Comics, ya que su aspecto comercial está creciendo desde todos los flancos del entretenimiento, por ejemplo, la película ¡Shazam! — basada en el superhéroe de la casa editorial— ya recuperó su inversión de 100 millones de dólares a más de una semana de su estreno.

También, Batman cumplió ocho décadas de su creación, además de que Detective Comics, publicación en la que se dio a conocer al Hombre Murciélago, llegó a su tiraje número mil.

La empresa editorial, que desde 1967 es parte de Warner Bros, actualmente reporta una participación en el mercado de 30 por ciento, al cierre de sus ventas en 2018, aunque esto los pone por debajo de Marvel, que fue la gran campeona con 34.24 por ciento, según un informe de Diamond Comic Distributors en Estados Unidos

Este porcentaje ha ido incrementando en el último lustro; además, en México cada vez existe mayor apertura al consumo de historietas, sumándose editoriales independientes como Kamite, Fixión Narradores y Sexto Piso, así como las impresoras trasnacionales como Panini, y las clásicas DC, Marvel, Vértigo y Dark Horse, que son publicadas por Smash, compañía filial de Editorial Televisa.

“Ya no pertenecen nada más a los puestos de periódicos, sino a esa élite que está en Sanborns, donde ¡es lo que más se vende! Ya no estás ofreciendo revistitas de 1.50, estás vendiendo libros de 500 pesos, ya se volvió nice tener un libro de Batman en la sala”, platica Luis Gantus, quien fundó la Conque, convención de cómics mexicana que se realizará en Querétaro, en mayo.

Decenas de portadas conmemorativas fueron publicadas para la edición mil de Detective Comics el 27 de marzo. Algunas de ellas estando incluso agotadas desde antes de su venta comercial y que ahora alcanzan precios que rebasan su costo original por más del 200 por ciento.

“Es como un cazador, no quiere a tal animal para exhibirlo, quiere a ese animal porque se ve hermoso, ese es el simbolismo que tú le das a lo material. El mercado del cómic se ha mantenido porque hay fans. Los 80 años de Batman son todo un homenaje de culto al murciélago”, comenta Eric Alejandro Gutiérrez, quien conduce el Proyecto Mitología en el siglo XXI en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Por lo pronto, el número mil de Detective Comics llegará en español a partir del 25 de abril, aunque ya puede ser conseguido en su versión original y variantes en tiendas especializadas de novela gráfica con un costo que inicia desde los 220 pesos.

90, los años sombríos

Después de la gloria obtenida a mitad de los 80 en DC con ejemplares como Batman: El regreso del Caballero de Nocturno y Crisis de las tierras infinitas, además del éxito de Marvel con la Saga de Fénix Oscura en el universo de X-Men y la Saga del Traje Alienígena de Spider-Man, comenzó una debacle en las historias de los cómics durante los siguientes años.

“Las ventas se habían bajado cerca de un 40 por ciento, ya más de la mitad de compras eran pérdidas, y en cuestión narrativa se hizo algo que se conoce como la legitimización del héroe; él ya está ahí y ya hizo su hazaña pero, ¿qué pasa si lo matamos?”, explica Gutiérrez.

La muerte de Superman comenzó su arco dramático a partir de diciembre de 1992, el cual se extendió hasta octubre del siguiente año, vendiendo más de seis millones de copias. Dicho suceso sigue generando polémica por la duda de si fue una estrategia publicitaria de parte de DC o en verdad estuvieron en problemas editoriales.

“Con La muerte de Superman terminó una etapa creativa muy importante del cómic norteamericano y empezó la verdadera mercadotecnia, ahí es dónde estamos empezando con portadas variantes”, afirma Gantus

A la par, DC comenzó a publicar La caída del murciélago, en donde Batman es atacado por Bane y sufre el quiebre de su espina dorsal, lo que hace aparecer otro vigilante vengativo llamado Azrael. Mientras, en Marvel, artistas gráficos fundaron Image Comic, en donde nació Spawn, de Todd McFarlane.

México y la historieta: relación de amor

Desde la Revolución Mexicana, los pasquines que circulaban con caricatura política servían como enlace entre la ciudadanía en todos los estratos sociales, su ventaja radicaba en que era innecesario saber leer, un dibujo englobaba una idea y era entendible para los mexicanos.

Terminado el conflicto bélico, con la educación continuarían las ilustraciones ahora con diálogos simples que se despegaban de lo político y daban un lenguaje de comedia. “Así empezaron publicaciones como Pepín y Paquín y a partir de eso nace el cómic mexicano, posteriormente llegan los héroes como Kalimán”, continúa Gutiérrez.

Gantus argumenta que México llegó, incluso, a competir como uno de los países de mayor producción de cómics mundialmente, en la primera mitad del siglo XX.

“México era el segundo país productor de historietas en el mundo y muchas veces fuimos el primero, nos peleábamos con Japón y China. Nuestro país producía historieta a lo bárbaro”, ahonda el empresario.

“El cómic mexicano se ‘rompió’ con el Tratado del Libre Comercio, porque a partir de ahí hubo cada vez más accesibilidad al producto americano”

- Eric Alejandro Gutiérrez

Sociólogo de la UNAM

Lo que ayudó a empoderar a la historieta mexicana es que sus íconos estaban en los medios públicos, Kalimán de hecho comenzó siendo un programa de radio, pero la televisión empoderaba al Santo, lo que les hizo brincar al formato impreso.

Récords de Cómics

De acuerdo con el libro Guinness World Records, éstos son algunos de los registros más grandes que se han documentado referente a los superhéroes y los cómics:

  • La colección más grande de Batman está conformada por 8,226 objetos, y pertenece a Brad Ladner.
  • El cómic con más valor lo tiene Action Comics #1 (Junio, 1938), con un valor de $4,620,000 dólares.
  • El segundo cómic más valuado es Detective Comics #27 (Mayo, 1939) con un valor de $3,420,000 dólares. Representa la primera aparición del personaje de Batman.
  • La colección más grande cómic esta compuesta por 101,822 libros y pertenece a Bob Bretall, en Estados Unidos.
Comentarios